“Un político dialoga con sus adversarios, hasta del PRI”

Nación 26/11/2016 02:12 Misael Zavala Actualizada 09:51

Rechaza que exista un frente de gobernadores en contra de Mancera; buscaremos una gran alianza para el Edomex, no sólo con el PAN , dice

[email protected]

Hace cuatro meses, Jesús Ortega Martínez fue relevado de la coordinación nacional de la corriente perredista Nueva Izquierda para tomar el papel de constituyente y participar en la elaboración de la Constitución Política de la Ciudad de México. Sin embargo, el llamado Chucho Mayor no se aleja de los temas fuertes y asegura que sigue dialogando cuestiones trascendentes con diversas fuerzas políticas y en el interior de su partido.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y también creador de la corriente Nueva izquierda, mejor conocida como Los Chuchos, sostiene que sí tiene una relación política con el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, así como la tiene con otros mandatarios emanados del PAN y del PRI.

En el Palacio de Minería, Ortega Martínez, miembro del Constituyente CDMX, hace varias revelaciones: Alejandra Barrales podría reelegirse en el cargo de presidenta en 2017 y también que ve a Alejandro Encinas como candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México.

 

¿Usted ve un bloque de gobernadores en contra de Miguel Ángel Mancera, incluso contra la dirigencia nacional de Alejandra Barrales?

—Lo rechazo totalmente. Acabo de hablar con la presidenta del PRD y hablo frecuentemente para resolver asuntos que tienen que ver con el trabajo en Congreso Constituyente o la dirección del partido, la dirección estatal.

Lo rechazo porque no es verdad, son especulaciones. Sé que las especulaciones son frecuentes en la política y sé que alimentan percepciones, pero en este caso eso no es verdad.

No hay ningún bloque de gobernadores, ya que los mandatarios de Morelos, Tabasco, Michoacán y el electo de Quintana Roo, así como el jefe de Gobierno, son un esfuerzo por la democratización y desarrollo del país.

 

A usted se le atribuyen la paternidad de ese bloque porque quiere, supuestamente, ir a apoyar a Moreno Valle rumbo a 2018, ¿está detrás del bloque de gobernadores?

—No. Tontería más grande no puede haber que esa. No puedo generalizar, pero hay algunos columnistas que están en la misma idea complotista que Andrés Manuel López Obrador: en todos lados ven complot.

Son gobernadores, tienen altas responsabilidades públicas y políticas, y yo tengo, igual que con ellos, amistad con el jefe de Gobierno capitalino.

Son intentos de debilitar y de dividir al partido. Estamos trabajando de manera común con Alejandro Encinas y con Dolores Padierna.

Son especulaciones y mentiras, eso es lo que están haciendo muchos dizque observadores políticos.

 

Estas especulaciones también se manejan al interior del PRD…

—No he visto esas declaraciones, es ocioso que responda algo que no he visto. Estamos trabajando juntos y vamos a sacar adelante los esfuerzos del partido de manera conjunta.

 

Entonces, ¿no encabeza un bloque en contra de Mancera y Barrales?

—Rechazo totalmente, eso es una calumnia y una especulación sin fundamento de ninguna naturaleza.

 

¿Tiene usted una relación política con Rafael Moreno Valle?

—Sí, como con otros gobernadores del PAN y como otros gobernadores del PRI. El político que no platica y que no dialoga, aun con sus contrincantes ideológicos, que francamente no sirve. La política es el arte de dialogar y de lograr acuerdos.

Las relaciones que tiene otro dirigente del PRD son relaciones respetuosas siempre, con autonomía e inteligencia, pero para hacer política hay que dialogar, el que no dialoga está al margen de la política.

 

¿Qué dialoga usted con Moreno Valle, por ejemplo?

—Pues temas del país. Lo importante es platicar con los gobernadores de Sonora, Claudia Pavlovich (PRI); con el de Chihuahua, Javier Corral (PAN); con el Puebla, Rafael Moreno Valle (PAN), y con los electos de Veracruz, Miguel Ángel Yunes (PAN), y con el de Aguascalientes, Martín Orozco (PAN), así como con los mandatarios estatales del PRD.

Platicamos de asuntos trascedentes, como la relación de México con Estados Unidos. Hablamos del problema de los salarios, me importa que los gobernadores apoyen la iniciativa de Miguel Ángel Mancera, de subir los salarios en el país.

 

¿En esos diálogos con gobernadores se discuten alianzas o candidaturas, por ejemplo, con el PAN?

—Le puedo decir con toda certidumbre que no. Eso le toca a la presidenta del partido, ella es la que tiene la responsabilidad y facultad para platicar con posibles aliados. Quien quiera ganar las elecciones solo, un personaje o un partido, me parece que no lo va a lograr. Las alianzas son indispensables en el quehacer político y electoral.

 

¿Vería bien que el jefe de Gobierno capitalino siga sin afiliación al PRD y que pueda ser aspirante por el PRD para la Presidencia en 2018?

—Sí, lo veo como una posibilidad seria, y de verdad que para ser candidato no necesita afiliarse. Él [Miguel Ángel Mancera] fue postulado por el PRD para la jefatura de Gobierno, puede ser postulado en esta ocasión, y sumarse un conjunto de fuerzas para que tengamos una candidatura sólida y competitiva.

 

¿Cómo calificaría la gestión de Alejandra Barrales a tres meses?

—La veo bien, va avanzando, en tres meses ha logrado cosas muy importantes. Hay una actitud de cohesión y unidad. Se trazan estrategias para las elecciones de 2017.

 

Se renovará la dirigencia del PRD en agosto u octubre de 2017…

—Así está contemplado en estatutos. Entonces vamos a analizar las cosas, ya hicimos una elección donde participaron 2 millones de militantes del PRD. Y podemos hacer otra elección. Barrales está haciendo buen papel, podemos plantearnos cualquier cosa, siempre y cuando no se violenten los estatutos.

 

¿Una reelección de Alejandra Barrales, por ejemplo?

—Puede ser, siempre y cuando no se violenten los estatutos.

 

¿Nueva Izquierda dejaría una oportunidad más para dirigir al PRD?

—Si hay elección, claro que vamos a pelear por ganar. Como en cualquier proceso, usted no va a una elección con la convicción de perder, sino con la de ganar. Si es que hay elecciones, nosotros vamos a competir por ganar.

 

¿Para el Estado de México una alianza con el PAN?

—Yo diría que una alianza amplia. Vamos a ver qué resuelven los compañeros del Estado de México. En este caso Alejandro Encinas sería un buen candidato, yo lo apoyaría.

 

Los gobernadores fijaron una postura de piso parejo para las elecciones de 2018, ¿qué opina al respecto?

—En realidad, eso es lo que más resaltaron unos medios de prensa. También se trató del tema de Trump, el tema de las relaciones México-Estados Unidos, en razón de que se pueda suspender el TLC; el tema de los migrantes de Michoacán, Morelos, Tabasco y muchos estados de la República.

Estoy seguro que Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez y Silvano Aureoles han mostrado su interés de ser aspirantes, y el partido va a resolver quién es el mejor posicionado, el que mejor ayude en su momento al PRD. Y lo que yo digo es que quien ayude a una gran coalición que pudiera ganar las elecciones, tanto de 2017 como las de 2018.

Comentarios