Suscríbete

Cada quien responde de sus actos: EPN

Ningún partido está exento de errores, dice el Presidente

Nación 26/10/2016 01:49 Francisco Reséndiz Actualizada 04:15

[email protected]

Ante las acusaciones que pesan contra diversos actores políticos del país, entre ellos el ex gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, ayer expulsado del PRI, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que cada uno es responsable de sus propios actos.

Al participar en el foro de negocios Impulsando México: crecer en tiempos de desafíos, organizado por el Grupo Financiero Interacciones, el mandatario fue cuestionado sobre si aún piensa —como declaró en 2012— que Duarte al igual que otros ex gobernadores representaban al nuevo PRI, a lo que respondió:

“Yo he señalado que cada actor político, no importando el partido político en el que milite, es responsable de sus propios actos. Los señalamientos, puede haber siempre varios, y yo lo único que sí he sido crítico es de aprovecharse o de pretender tomar oportunidad política en un señalamiento, a veces poco fundado y vano. Y a partir de ahí cada quien responde de los señalamientos”.

Puso énfasis en que serán las autoridades las responsables de definir si en ellos “y en otros más señalados”, hay responsabilidades. Dijo que esto es una tarea de las áreas de procuración de justicia y del Poder Judicial.

En su respuesta, el Presidente dijo que el tricolor ha sido artífice y constructor de las grandes instituciones, pero que no ha estado exento de errores, “como me parece ocurre en todas las fuerzas políticas del país”.

Dijo que el tema de Duarte no se contraviene con el proceso de renovación generacional en el PRI, al ser el partido con mayor trayectoria en el país, y que lo mismo pasa en organismos como Acción Nacional.

“Son partidos que se han consolidado y que seguramente, no seguramente, estoy convencido, cada partido ha definido sus propios procesos de renovación, de cambio y transformación, y de ajuste a la nueva realidad política que vive nuestro país.

“Y ahí está yo creo que la actitud que los partidos han asumido. Cuando han perdido algunas elecciones las asumen, y las celebran cuando tienen victorias. Eso, me parece, es parte de la realidad política que, para fortuna, vive la democracia mexicana”, dijo el mandatario.

Asentó que el PRI, “partido en el que yo milito con gran orgullo”, ha tenido una enorme renovación al paso de los años.

Dijo que la realidad que vive el país es que cuenta con una gran vitalidad de una democracia que ha sido consolidada, donde hay distintas fuerzas políticas con presencia en diferentes partes de la geografía nacional.

Indicó que esa fuerza se ve reflejada en el Congreso, además de que los procesos democráticos son confiables y casi nadie pone en duda la actuación de las autoridades electorales.

“Y algo que es notable, que a veces escapa del conocimiento de la gran mayoría, cada proceso electoral, y sólo me refiero a las elecciones presidenciales, de las últimas tres elecciones presidenciales que ha habido en nuestro país, desde que llegó la primera alternancia al gobierno, la participación de la población ha venido creciendo”.

Eso, dijo, “es consecuencia de la credibilidad y confianza que hay, precisamente, en los procesos y en las autoridades”.