La Confederación Patronal de la República Mexicana exigió a las autoridades garantizar que el próximo lunes 22 de agosto no haya bloqueos a carreteras y que los maestros disidentes impartan clases en todas las escuelas del país (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

IP: uso de la fuerza, si no hay vuelta a clases

19/08/2016
03:30
Ivette Saldaña
-A +A
El gobierno debe hacer valer su autoridad si maestros de la CNTE no regresan a las aulas el lunes, asegura Coparmex

[email protected]

La autoridad tiene justificado el uso de la fuerza pública de impedirse el inicio de las clases el próximo lunes 22 de agosto, aseguró el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther.

Aseguró que el imponer el Estado de derecho significa que no haya bloqueos a carreteras, que los comercios puedan operar y que los niños puedan tener el derecho a recibir educación, entre otras cosas.

“El gobierno federal tiene que hacer valer su autoridad y en caso de impedirse por cualquier grupo que una escuela, cualquiera de ellas, no inicie labores, aquí puede imponerse incluso la fuerza pública”, aseveró en entrevista durante el Foro Empresarial Anticorrupción que organizó la Coparmex.

El derecho de los menores de edad a recibir educación es algo fundamental y debe otorgarse “sin cortapisas y sin limitaciones” en todos los estados del país. De no hacerse sería una grave afectación a un derecho básico, afirmó De Hoyos Walther.

“Esperamos que el gobierno haga honor a sus promesas y el próximo lunes 22 de agosto no haya ninguna escuela que no inicie labores, es una obligación impostergable hacer valer ese derecho”, expuso.

Indicó que se afectaría severamente a los niños de no iniciarse el ciclo escolar, porque tampoco se concluyó el ciclo pasado debido a la huelga.

Señaló que el gobierno federal debe demostrar que hay voluntad política y capacidad para hacer valer el derecho de la educación, una de las conquistas más grandes de la Revolución.

Hace casi un mes la Coparmex presentó una demanda de amparo contra los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a fin de que el Poder Judicial solicite al Ejecutivo ejercer su autoridad y mover a los maestros que afectan el tránsito de las personas.

Dijo que los jueces de Distrito que atienden esas demandas de amparo solicitaron a las autoridades responsables los informes y en los próximos días las autoridades los entregarán.

“Nos gustaría que esto fuera tan rápido como sea posible, desafortunadamente, por la carga que tienen los jueces, no permite un desahogo tan rápido”, agregó De Hoyos Walther.

Pareciera que se nos vino encima el tiempo, porque los resultados debieran estar en estos días para que inicien clases el lunes. La gobernabilidad del país se puede demostrar de muchas maneras y, en este caso, debería demostrarse que hay respeto al Estado de derecho y que se garantiza la educación para todos los niños del país, indicó.

La preocupación fundamental del Estado debiera ser el otorgar a los niños la educación que deben recibir por ser un derecho básico, insistió el dirigente empresarial.

El no hacerlo manda una mala señal al dañar la imagen del país hacia el exterior, detalló el presidente de la Coparmex: “El papel de México, un país que aspira a ser desarrollado, se queda en entredicho, ante la situación que se vive por los bloqueos y manifestaciones” que son permitidos por las autoridades advirtió.

Para De Hoyos Walther hay omisiones en el actuar de los gobiernos federal, estatal y municipales, lo que afecta severamente la actividad económica y el libre tránsito, no solamente de Chiapas y Oaxaca, sino de todo el país, reiteró.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios