“AMLO no debe condicionar el diálogo”

Alianza Morena-sol azteca es natural, afirma; Mancera influye decisiones del partido, señala

En la foto: Alejandra Barrales Magdaleno, Secretaria de Educación del Gobierno de la Ciudad de México (GERMÁN GARCÍA. EL UNIVERSAL)
Nación 16/07/2016 02:02 Misael Zavala Actualizada 13:50
Guardando favorito...

[email protected]

Andrés Manuel López Obrador es un buen líder, “no está en duda”, dice Alejandra Barrales Magdaleno. La secretaria de Educación de la Ciudad de México y aspirante a la presidencia nacional del PRD ve como una señal positiva que el presidente de Morena abra la puerta para una posible alianza electoral entre el sol azteca y Morena, pues sostiene que la unión natural de su partido es con la izquierda.

En entrevista con EL UNIVERSAL, enfatiza que “son señales positivas para el país” las declaraciones de López Obrador, quien el jueves dijo que si el PRD se deslinda del PAN y del gobierno, podría analizar sentarse a platicar para una posible alianza.

Hoy el PRD elige a su presidente nacional. Barrales es una carta fuerte para ocupar el puesto y adelanta que de alcanzar el apoyo del Consejo Nacional, hará valer su calidad de gente de diálogo y se hablará con todas las fuerzas políticas que busquen la transformación del país.

Sentada en el jardín de su casa, cuidadosa de sus declaraciones previo a la votación del Consejo Nacional, revela que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, es activo en las negociaciones para la designación del próximo líder nacional del sol azteca y que tiene un peso en la definición, como otros gobernadores emanados del partido.

El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, abre la puerta para una alianza con el PRD con ciertas condiciones, ¿cómo toma eso?

—Ningún partido en 2018, por sí solo, podría llegar a la Presidencia de la República. Ese debate ya está dado en el máximo órgano de gobierno del PRD, que ha señalado que debemos buscar alianzas de manera abierta, excepto con el PRI.

Nuestra alianza primordial debe ser con la izquierda. Para generar las circunstancias apropiadas, esa debe ser nuestra alianza natural. Sin embargo, este es un tema que en el PRD no decide una sola persona, sino la conformación de varios ingredientes. Pero es positivo que en la izquierda vean con buenos ojos esa posibilidad.

¿Cree que AMLO quiera una alianza porque no puede solo en la elección de 2018?

—Las circunstancias que se viven en el país obligan a reconocer la apertura del diálogo, a aceptar que al país no lo puede sacar de la problemática una sola persona. Es un reto de muchos esfuerzos y voluntades; sólo así se puede alcanzar esa transformación.

¿Ve una posible alianza PRD-Morena en 2017 y 2018?

—Es importante que la izquierda se abra a la posibilidad de buscar las coincidencias, lo hemos hecho en otros momentos, la izquierda tiene que buscar las alternativas para garantizar esa mejora a la ciudadanía.

¿Usted ve bien que López Obrador y Morena se hayan abierto a analizar una alianza?

—Veo bien que se generen condiciones para que la izquierda pueda retomar un proyecto y pasar por esta suma de voluntades. Me parece que son señales positivas para el país.

¿Y dónde queda Acción Nacional, el PRD tendría que dejar la alianza con la derecha?

—Creo que sería adelantar escenarios, no es un tema que pudiéramos prefigurar con facilidad. La izquierda por vocación debe buscar la suma de todos, no sólo de los partidos de izquierda; necesitamos de la unidad, pero sin sectarismo. Tampoco podemos adelantar escenarios.

¿No es contradictorio? Si la izquierda va unida, no tiene que ir con el PAN, pero si va fragmentada, irá con el PAN.

—Me parece que hay que entender las circunstancias. No abona mucho plantearnos escenarios que en su momento tendremos que analizar.

¿Las declaraciones de López Obrador cambian las negociaciones en el PRD?

—Lo he dicho dentro y fuera del partido, la ruta del PRD va más allá de discutir si vamos en alianza con Andrés Manuel o con el PAN; es un debate que está dado en nuestro partido. Pasa por reconocer que el PRD se debe reposicionar para fortalecerse.

En caso de ser electa para presidir el PRD, ¿usted estaría dispuesta a sentarse a la mesa a negociar con López Obrador?

—Lo hemos hecho en muchas ocasiones, en la política me he reconocido como gente de diálogo, de apertura, mi herramienta ha sido la búsqueda de acuerdos; eso es lo que siempre he hecho. No tendría por qué ser diferente en esta ocasión.

Directamente, ¿dialogaría con López Obrador para una alianza?

—Con todas las fuerzas políticas.

¿Pero sin condiciones para una posible alianza PRD-Morena?

—Me parece que nadie puede ir condicionado. Lo importante es que se haga patente esa voluntad.

Si se llega a conformar esta alianza, el PRD podría aceptar que López Obrador sea candidato en la elección presidencial?

—Lo tendríamos que ver llegado el momento. La vocación de un partido es ganar estos espacios de gobierno, habría que ver con quién tenemos esas condiciones.

¿Están de por medio las aspiraciones del Miguel Ángel Mancera?

—Hay varios que han manifestado su interés, la política se va haciendo. Hay algunos perfiles, falta tiempo.

¿Tendrían que ir enfilándose estos aspirantes en el PRD?

—Hay liderazgos a quienes de manera natural, a veces sin decirlo, sus circunstancias los van perfilando; es el caso de varios de nuestros gobernadores y del propio Mancera.

¿Qué piensa de López Obrador?

—Hemos compartido proyecto durante mucho tiempo. La diferencia se da a partir de que consideramos que hay varias rutas, pero tenemos el mismo proyecto: buscar la transformación del país.

¿AMLO es un buen líder?

—Eso hoy no está en duda.

Se dice que hay algo pactado entre las corrientes para que usted sea la presidenta del PRD…

—Este tema se define hasta que se celebre el consejo; sólo ahí vamos a saber qué sucede.

¿Hay negociaciones de Nueva Izquierda (NI)?

—Sí, hay pláticas. El tema no tiene que ver con un nombre, sino con una ruta de cara a 2018.

¿Las negociaciones fueron con Miguel Ángel Mancera?

—No es militante, pero es un actor importante. Hay un diálogo constante.

¿Tiene peso en estas negociaciones para una definición?

—Lo tiene. Todos nuestros gobernantes son actores importantes.

Temas Relacionados
Alejandra Barrales Magdaleno
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios