En México se consolida un sector rural moderno: Peña

El objetivo es generar desarrollo y asegurar el derecho humano a la alimentación; el Presidente inaugura la 34 Conferencia Regional de la FAO para América Latina

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo ayer un encuentro con José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (PRESIDENCIA)
Nación 02/03/2016 02:10 Francisco Reséndiz y Astrid Rivera Actualizada 02:10
Guardando favorito...

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que los avances de México en el sector agroalimentario reflejan que en el país se consolida un sector rural moderno y más productivo, que contribuye a generar desarrollo regional y a asegurar el pleno ejercicio del derecho humano a la alimentación.

Al inaugurar la 34 Conferencia Regional de la FAO para América Latina y El Caribe, advirtió que la seguridad alimentaria es hoy una prioridad estratégica en el mundo, pues se estima que en 2050 habrá 9 mil 700 millones de habitantes, 2 mil 300 millones más que en la actualidad.

En la Secretaría de Relaciones Exteriores, acompañado por el director de la FAO, José Graziano, indicó que para garantizar la disponibilidad y acceso a la alimentación de la población global se deberá generar, con mejor productividad “como en cualquier actividad económica”, 66% más alimentos que los que hoy se producen.

“Nuestra generación tiene la responsabilidad, el compromiso moral y, sobre todo, la gran oportunidad de hacer del campo un espacio de vida digna que reconozca y aliente el potencial de quienes lo hacen producir. Sigamos sumando esfuerzo para que nuestra región logre superar este desafío”, dijo.

Ante las expectativas de menor crecimiento económico en la región de América Latina y el Caribe, Graziano da Silva pidió a los gobiernos fortalecer sus políticas de inclusión social para avanzar en las metas de erradicación de hambre y pobreza extrema.

Tras atestiguar la firma de una carta de intención con la FAO para promover apoyo en áreas como cooperación sur-sur, información, monitoreo y evaluación de programas públicos, y sostenibilidad de la producción agroalimentaria en un contexto de adaptación y mitigación del cambio climático, asentó que el trabajo conjunto y corresponsable de todos los países de este hemisferio es fundamental para alcanzar su seguridad alimentaria.

Señaló que si bien los avances en América Latina y El Caribe son relevantes, no se puede ignorar que en la región, según las más recientes cifras de la FAO, aún hay 34 millones de personas que padecen hambre. “Para superar esta condición es indispensable asegurar una mayor producción y disponibilidad de alimentos”.

El Presidente dijo que ésta es la única región que alcanzó las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, al reducir a menos de la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre, y se pasó de 15.3% en el trienio 1990-1992, a 6.1% en el trienio 2012-2014. Además cumplió las metas de la Cumbre Mundial de la Alimentación, al reducir la subalimentación de 14.7% a principios de los años 90, a 5.5% a mediados de esta década, más de nueve puntos.

Peña Nieto expuso que en el caso de México, desde el inicio de su administración se asumió el compromiso para combatir el hambre, a la que calificó como “una condición inaceptable”, por lo que se puso en marcha la Cruzada Nacional.

Detalló que a tres años de iniciar esta estrategia, más de 746 mil personas tienen acceso a una adecuada alimentación en alguno de los 8 mil comedores comunitarios instalados en las localidades más vulnerables, más de 580 mil familias pueden adquirir productos básicos a precios preferentes y 7 millones de familias están afiliadas al programa de inclusión social Prospera, el cual ofrece créditos, apoyo y asesoría para proyectos productivos y becas universitarias.

Explicó que en México se impulsa una verdadera transformación del campo, centrada en los pequeños productores y la agricultura familiar, lo que facilita su inserción en los mercados locales y regionales. Para incrementar el rendimiento de las tierras se incorporó el riego tecnificado en 420 mil hectáreas, con lo que se cumple 90% de la meta de su gestión.

“Con políticas, programas y acciones como estos, México ha incrementado sustancialmente su productividad agrícola, gracias a ello en 2015 las exportaciones agroalimentarias ascendieron a 26 mil 373 millones de dólares, superando en 16.6% a las registradas al inicio de esta administración”, indicó el mandatario.

Detalló que este aumento en las exportaciones permitió a México cerrar el año con una balanza comercial en el sector agropecuario y pesquero con superávit por mil 289 millones de dólares, por lo que destaca que desde hace 20 años esta balanza era negativa.

En su intervención, José Graziano da Silva, director de la FAO, dijo que este organismo mundial reconoce el compromiso político y los esfuerzos del gobierno mexicano para erradicar el hambre y para lograr un sector agroalimentario más sostenible.

Coincidió con la visión del Presidente en que hoy conviven “dos Méxicos”, uno muy avanzado, que compite a nivel mundial, y otro con muchos rezagos, en especial para fundamentar políticas que buscan la democratización de la productividad.

“Así como existen diferencias en México, hay también disparidad en el resto de América Latina y el Caribe; alrededor de 34 millones de personas siguen sufriendo de hambre en la región, que es la mayor exportadora neta de alimentos de todo el mundo”. Pidió “aumentar la voluntad política” en los programas para combatir la pobreza y la mala alimentación.

El titular de Sagarpa, José Calzada, dijo que la voluntad política de los gobiernos, un marco jurídico que garantice el derecho a la alimentación, así como políticas diferenciadas para los grupos vulnerables, son tres pilares básicos para mejorar la vida en el ámbito rural.

Más acciones. La Sedesol informó por separado que ante el desafío en seguridad alimentaria, el gobierno intensificará acciones a través de los programas para mejorar las condiciones de vida de las familias con mayores necesidades.

En reunión con los titulares del IMSS, Mikel Arriola; del ISSSTE, José Reyes Baeza; el vocero presidencial, Eduardo Sánchez; la directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga, entre otros, el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, indicó que el gobierno federal redoblará esfuerzos para reducir los niveles de pobreza. Con información de Pierre-Marc René

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios