Huyen de Aleppo 30 mil civiles por combates

Alerta Observatorio Sirio que el número subirá si la situación empeora
Imagen de civiles sirios que han salido de los distritos del este de Aleppo, distribuida por la agencia gubernamental siria, SANA (REUTERS)
30/11/2016
02:40
EFE y DPA
-A +A

Aleppo.— Los ataques contra las zonas rebeldes en el este de la ciudad de Aleppo, en el norte de Siria, han obligado a huir a casi 30 mil personas, informó ayer el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Precisó que los combates continúan en varios frentes, lo que ha obligado a miles de personas a buscar refugio en otros lugares. Un residente relató que hay muchas zonas destruidas, que se convirtieron en barrios fantasma.

Aleppo es uno de los territorios más disputados en la guerra de Siria, que ya lleva casi seis años. Hasta ahora, el régimen de Bashar al-Assad controlaba el oeste de la ciudad y la oposición el este. Pero en los últimos días, el ejército sirio y sus aliados conquistaron más de un tercio de los territorios rebeldes.

El coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Stephen O’Brien, alertó que si los combates siguen extendiéndose podría haber muchos más civiles desplazados.

Según la oficina de Derechos Humanos de la ONU, miles de personas se encuentran atrapadas en las zonas controladas por la oposición y sufren continuos bombardeos.

Al menos 10 personas que huían de los combates murieron en un bombardeo aéreo, aseguró el Observatorio. Se trata de civiles que intentaban llegar a pie a zonas más seguras. También hubo decenas de heridos en el barrio de Bab al Nairab, en la parte este.

La organización de asistencia humanitaria Cascos Blancos habló de 25 muertos y aseguró que el ataque lanzado por aviones de la Fuerza Aérea siria.

En tanto, el ejército sirio avanzó ayer por dos barrios del sureste de Aleppo. Los soldados, respaldados por la aviación nacional y la rusa, tomaron amplias partes de los distritos de Al Yazmati y Al Masarania, en el sureste de la urbe, tras combates contra facciones rebeldes e islámicas, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Esto aumenta el temor de que se produzcan actos de venganza por parte del régimen. Amnistía Internacional explicó que muchos civiles temen represalias de las fuerzas gubernamentales.

“Tengo miedo de ser arrestado. El gobierno no hace ninguna distinción entre médicos, civiles y combatientes”, afirmó Abdulhalek, un médico de la zona rebelde. “Como nos hemos quedado en el este para ellos somos todos terroristas”, agregó.

ONU convoca a reunión urgente. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá hoy de urgencia para analizar los últimos acontecimientos en Aleppo.

El encuentro fue solicitado ayer por Francia y el Reino Unido. Está previsto que el Consejo de Seguridad escuche tanto al jefe humanitario de la ONU, Stephen O’Brien, como al mediador de la organización para Siria, Staffan de Mistura, de acuerdo con lo que adelantaron fuentes diplomáticas.

En declaraciones a los periodistas, el embajador francés, François Delattre, destacó el “desastre humanitario” que se vive en Aleppo y aseguró que podría tratarse de “la mayor masacre de civiles desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Nos enfrentamos a un momento de la verdad en Aleppo”, dijo Delattre, llamando la atención sobre la gran ofensiva del ejército sirio para recuperar el este de la ciudad que estaba bajo control de los grupos rebeldes.

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, se mostró “escandalizado” ante el sufrimiento de la gente de Aleppo, que va “de mal en peor”.

Rycroft recordó que la ONU ha propuesto planes para llevar ayuda a los civiles y urgió al régimen sirio y a sus aliados rusos a aceptarlos.

Entre otras iniciativas que circulan en Naciones Unidas figura una propuesta de resolución impulsada por España, Nueva Zelanda y Egipto para demandar una tregua humanitaria de diez días en Aleppo.

El embajador del Reino Unido respaldó el plan y animó a los tres países responsables a someterlo al voto del Consejo de Seguridad. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS