Crecen las protestas en rechazo a Trump

Cifra de participantes supera los 100 mil; en Portland hay un baleado; Hillary Clinton responsabiliza al jefe del FBI por su derrota

Una persona fue herida de bala durante una protesta en la ciudad de Portland, en el estado de Oregon (COLE HOWARD. REUTERS)
Mundo 13/11/2016 01:50 Agencias Actualizada 01:50
Guardando favorito...

Portland.— Más de 100 mil personas marcharon ayer, por cuarto día consecutivo, en varias ciudades de Estados Unidos para protestar contra el triunfo electoral de Donald Trump en las presidenciales del martes pasado. Una persona resultó herida de bala en la ciudad de Portland, Oregon, durante una de las manifestaciones, al tiempo que la demócrata Hillary Clinton responsabilizó al FBI por su derrota.

Autoridades reportaron que la víctima fue ingresada al hospital la madrugada del sábado con heridas que no ponían en riesgo su vida. El atacante, descrito como un adolescente afroamericano, aún está libre. “Informes preliminares indican que un sospechoso se encontraba en un vehículo sobre el puente y que se registró una confrontación con alguien en la protesta. El sospechoso salió del automóvil y realizó varios disparos, hiriendo a una persona”, reportó la policía.

Las protestas de Portland han sido de las más caóticas y violentas, al grado de que la policía instituyó la noche del viernes un toque de queda para menores de edad después de que manifestantes lanzaran proyectiles contra los elementos, quienes en respuesta arrojaron gas lacrimógeno para dispersar a la multitud.

En Nueva York, de acuerdo con la policía, al menos 50 mil personas se dieron cita en la plaza Union Square, desde donde avanzaron hacia la Torre Trump —resguardada con vallas—, en la Quinta Avenida.

Mientras tanto, organizadores de la protesta organizada en Los Ángeles, California, calcularon que unas 100 mil personas habían participado. Para las manifestaciones en la ciudad de Chicago, Illinois, casi 10 mil personas reportaron su asistencia en la página de Facebook sobre el evento.

En Dallas, Texas, cientos de personas se enfrentaron con una contramanifestación, en la que participaron personas que instaron a aceptar el resultado de las elecciones del pasado 8 de noviembre. Medios de comunicación locales reportaron también marchas en Miami y Atlanta, así como en varias ciudades de California, entre las que destacan San Francisco y Los Ángeles.

Asimismo, se realizaron manifestaciones en Detroit, Minneapolis, Kansas City, Olympia y Iowa, entre otras.

En tanto, Hillary culpó al director del FBI, James Comey, por su inesperada derrota en la elección presidencial, en una teleconferencia con sus principales donantes de campaña que se filtró y en la que consideró que Comey colocó de nuevo en las portadas de los medios de comunicación la polémica por el uso que ella hizo, siendo secretaria de Estado, de un servidor privado para enviar correos electrónicos oficiales y le impidió cerrar su campaña con un mensaje optimista.

Justo 11 días antes de las presidenciales, Comey anunció una nueva investigación sobre el tema y dos días antes de la jornada electoral, dio por cerrada la pesquisa, diciendo que no halló elementos incriminatorios. “Nuestro análisis es que la carta de Comey, que levantó dudas que eran infundadas, detuvo nuestro impulso”, aseguró Clinton, quien antes de ese escándalo era considerada como la gran favorita de los comicios.

La ex secretaria de Estado dijo que incluso el anuncio de Comey de cerrar las pesquisas la dañó, porque reforzó la visión difundida por Trump de que el sistema la protegía a ella, que estaba amañado a favor de la demócrata y animó a la gente del magnate a movilizarse y acudir a las urnas.

Giro sobre Obamacare. En tanto, CBS dio a conocer un extracto de una entrevista con Trump que difundirá hoy en “60 Minutes”, en la que el magnate, como hiciera el viernes, relajó su postura respecto a la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, conocida como Obamacare y que durante la campaña el republicano prometió aniquilar.

Al ser cuestionado sobre si al reemplazar el Obamacare se asegurará de que las personas con condiciones médicas preexistentes tengan seguro, dijo que sí. También señaló que permitirá a los hijos permanecer en el seguro médico “por más tiempo” —el viernes dijo que hasta los 26 años—, tras definir esos dos aspectos como uno de los grandes beneficios de la ley. 

Temas Relacionados
Elecciones EU 2016
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios