Norcorea amenaza con dura respuesta a sanciones de EU

Washington impuso sanciones al líder norcoreano a Kim Jong-Un junto a otras 10 personas por abusos a los derechos humanos, acto que la nación asiática calificó como una "declaración de guerra"

Foto: EFE
Mundo 07/07/2016 20:09 WASHINGTON/SEÚL Actualizada 20:15

Corea del Norte advirtió el jueves que planea su respuesta más dura a lo que calificó como una "declaración de guerra" de Estados Unidos, después de que Washington colocó en su lista negra al líder del país, Kim Jong Un, por abusos a los derechos humanos.

Pyongyang describió las sanciones a Kim como un "crimen odioso", según la agencia oficial norcoreana KCNA. "(...) Estados Unidos se atrevió a retar la dignidad del liderazgo supremo (de Corea del Norte), un acto que recuerda a un cachorro recién nacido que no conoce el miedo al tigre", señaló.

"Es la peor hostilidad y una declaración abierta de guerra (contra Corea del Norte), ya que ha ido más allá de la confrontación en el asunto de los derechos humanos", agregó.

En respuesta, Estados Unidos instó a Pyongyang a evitar declaraciones y acciones que aumenten la tensión en la zona.

Washington impuso el miércoles sus primeras sanciones contra norcoreanos por abusos a los derechos humanos e incluyó a Kim en la lista negra junto a otras 10 personas y cinco ministerios y departamentos gubernamentales. La acción afecta a activos bajo jurisdicción estadounidense.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, confía en que China inste a su aliado a cooperar en materia de derechos humanos, afirmó su portavoz, Stephane Dujarric, en Nueva York.

Dujarric dijo que Ban, actualmente de visita en China, "cree que la discusión por la preocupación con los derechos humanos permite una evaluación y acción más amplia al tratar los temores sobre la seguridad y la estabilidad en la Península de Corea".

Al ser consultado por la medida estadounidense, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China aseguró que se opone al uso de sanciones unilaterales.

Pekín argumenta que la situación de los derechos humanos en Corea del Norte no es una amenaza para la paz y la seguridad internacional e intenta evitar que el asunto sea discutido en el Consejo de Seguridad de la ONU.

msl

Comentarios