Papa reza por brasileños ante crisis política

Activistas temen que si se destituye a Rousseff, aumenten los enfrentamientos y la represión contra los manifestantes

(Foto: EFE)
Mundo 10/05/2016 12:44 Notimex Ciudad del Vaticano Actualizada 15:15
Guardando favorito...

El Papa Francisco manifestó su solidaridad con el pueblo brasileño ante la crisis política por el proceso de “impeachment” (juicio político) contra la presidente Dilma Rousseff y aseguró que reza por el país.

Así lo revelaron la famosa actriz y activista social, Leticia Sabatella, y la magistrada Kenarik Boujikian, presidente de la asociación Jueces para la Democracia, quienes sostuvieron un encuentro privado con el pontífice la víspera.

La reunión, que duró casi una hora, tuvo lugar en la Casa Santa Marta, la residencia papal dentro del Vaticano. 

“Nosotros le llevamos la preocupación de los movimientos populares, él nos acogió, nos escuchó de forma muy atenta y generosa todas nuestras preocupaciones sobre lo que está ocurriendo en Brasil. Para nosotros fue muy importante que el Papa Francisco nos haya escuchado”, contó Boujikian.

“Fue maravilloso, él es una persona extraordinaria y desborda sentimientos de humanidad que nunca había visto en otra persona”, agregó durante un diálogo con periodistas este día.

Ambas mujeres, abiertamente contrarias a la separación de Rousseff de su cargo, obtuvieron la audiencia con el líder católico a través de los movimientos populares que sostuvieron un encuentro mundial en el Vaticano en 2014 y en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en 2015. 

Revelaron que la mayor parte del diálogo privado Jorge Mario Bergoglio las escuchó y luego les indicó la importancia del diálogo para la construcción de puentes y el reforzamiento de la democracia. 

“El Papa dijo que él está rezando y rezará por el pueblo brasileño, mandó un mensaje de solidaridad y cercanía ante lo que estamos pasando”, precisó Boujikian. “El fue muy acogedor, nos escuchó y fue muy atento, no nos dijo si iba a hacer algo en concreto”, apuntó Sabatella.

La actriz, protagonista de numerosas telenovelas de éxito, explicó que en Brasil muchos de los políticos y congresistas invocan el nombre de Dios para sus acciones y eso –sostuvo- “es muy preocupante”. 

“Cuando nosotros vemos un líder espiritual como el Papa que representa una tolerancia en un mundo tan dividido es muy importante, Francisco impulsa ese diálogo entre los diferentes sectores”, precisó. 

Recordó que durante la votación del “impeachment” contra Rousseff en el Congreso muchos parlamentarios justificaban su sufragio apelando a Dios, presentándose como “emisarios de lo divino” pero no hablando de tolerancia. 

Precisó que eso lo hicieron no sólo los miembros de la bancada “evangélica”, sino muchos otros, como forma de obtener legitimidad. Y lamentó que los valores “estén invertidos” en la política brasileña.

Para la juez Boujikian, Brasil se encamina a una “ruptura constitucional” o un “golpe blando”, porque ninguno de los parlamentarios ha mostrado pruebas que justifiquen un juicio político a la presidenta.

“La prensa ha tenido un papel perverso en este periodo. Se lo dije al Papa, no hablé de medios de comunicación específicos, pero le dijimos que la prensa ha tenido un papel de fomentar la intolerancia”, sostuvo. 

Anticipó que si la destitución de la mandataria avanza, es muy probable que el nuevo gobierno judicialice buena parte de los problemas, una prueba de que la administración del Estado no estará funcionando.

Afirmó que el “impeachment” se está llevando a cabo contra “un proyecto que fue instalado durante 10 años” y que “ha sacado a Brasil del mapa de la miseria” invirtiendo mucho dinero. “Es eso lo que quieren hacer, cambiar una situación que nosotros conquistamos”, subrayó.

Aseguró que el pueblo brasileño “no está aceptando” la crisis política y por eso “ya se sufre la represión”, algo que puede recrudecerse si Rousseff es destituida. 

“Es preocupante, claro que es preocupante. Me preocupo por lo que va a ocurrir, me pregunto si la tensión va a aumentar. Estamos viviendo una situación muy delicada en Brasil dentro de esa dicotomía que está siendo fomentada”, indicó. 

“Esperamos que los Juegos Olímpicos (de Río en este 2016) sirvan para la gente se de cuenta de lo que está ocurriendo en el país, que la gente tenga la oportunidad de mostrar muy claramente la realidad, para mostrar al mundo entero porque todos estarán allá”, ponderó. 

jlcg

Temas Relacionados
dilma rousseff brasil Papa Francisco
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios