España: Pedro Sánchez se someterá a votación de investidura en marzo

Las elecciones del pasado 20 de diciembre dieron lugar al fin del bipartidismo por primera vez en la historia de la democracia española y a un Parlamento muy fragmentado

Presidente del Parlamento español Patxi López saluda al socialista Pedro Sánchez (REUTERS)
Mundo 15/02/2016 05:56 Ana Anabitarte / Corresponsal Actualizada 08:18
Guardando favorito...

Dos meses y medio después de que se hayan celebrado elecciones en España (fueron el 20 de diciembre), por fin habrá votación de investidura. Pero no será del candidato del partido más votado, que fue Mariano Rajoy (Partido Popular), quien se negó a someterse a la votación consciente de que no obtendría los votos necesarios, será del candidato socialista, Pedro Sánchez, el segundo más votado, y lo hará el próximo 2 de marzo, tal y como ha anunciado hoy Patxi López, presidente del Congreso de los Diputados. Ese día deberá presentar al Congreso de los Diputados su programa de gobierno y al día siguiente tendrá lugar la primera votación de investidura. Como no logrará la mayoría absoluta necesaria (176 votos de 350), dos días después habrá una segunda votación en la que deberá ganar por mayoría simple (más votos a favor que en contra). Y si tampoco lograra ser investido presidente, se disolverían las cámaras y habría nuevas elecciones el domingo 26 de junio. 

De manera que en estas próximas semanas el secretario general del PSOE intensificará los contactos con el resto de partidos en busca de apoyos para la investidura. Y si lograra llegar a algún acuerdo con Podemos o con Ciudadanos, los dos únicos partidos que le pueden dar los votos que necesita, unos días antes tendrá que consultar a los militantes de su partido si aceptan el acuerdo, tal y como ha prometido que hará.

Las elecciones del pasado 20 de diciembre dieron lugar al fin del bipartidismo por primera vez en la historia de la democracia española y a un Parlamento muy fragmentado en el que el gobernante Partido Popular (PP) y el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perdieron millones de votos en favor de dos nuevas formaciones políticas: Ciudadanos y de Podemos.

El Partido Popular (PP) fue el más votado y logró 123 diputados seguido del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 90 diputados, Podemos (formación surgido del Movimiento 15-M), se convirtió en la tercera fuerza política y logró 69 diputados y Ciudadanos, aunque no obtuvo los resultados que se esperaba ocupó el cuarto lugar con 40 diputados. Un resultado en el que ni un pacto entre los partidos de derechas (PP y Ciudadanos) ni un pacto entre los partidos de izquierdas (PSOE, Podemos y Unidad Popular) lograrían los 176 diputados que otorgan la mayoría absoluta. 

Tras la negativa de Rajoy, ahora Pedro Sánchez con 90 diputados deberá lograr el apoyo de Podemos y la abstención de Ciudadanos, o el apoyo de Ciudadanos y la abstención de Podemos. Y también el apoyo o la abstención de Izquierda Unida (2 escaños) y de los nacionalistas catalanes y vascos. Para ello deberán ponerse de acuerdo entre otros temas en el posible referéndum sobre la independencia en Cataluña. El principal escollo de la negociación.

mcr

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios