Jeremy Corbyn asume el mando del Partido Laborista británico

Opositor promete poner fin a los "niveles grotescos de desigualdad"

Parlamentario veterano y admirador de Marx, Jeremy Corbyn fue elegido ayer en Londres nuevo dirigente del opositor Partido Laborista (KIRSTY WIGGLESWORTH. AP)
Mundo 13/09/2015 01:09 Agencias Actualizada 02:12
Guardando favorito...

Londres.— Jeremy Corbyn, declarado socialista y admirador de Karl Marx, fue elegido ayer líder del Partido Laborista en Reino Unido, un resultado que podría hacer más probable una salida británica de la Unión Europea (UE).

Corbyn ganó con 59.5% de los votos emitidos, o 251 mil 417 votos, en la primera ronda. Cuando se anunciaron los resultados, fue ovacionado y abrazado, incluso por algunos de sus rivales.

De 66 años y barba canosa, Corbyn —que sólo recibió el respaldo para participar en la contienda para garantizar un amplio debate y nunca esperó ganar— derrotó a dos ex ministros laboristas, Yvette Cooper y Andy Burnham, y a Liz Kendall, considerada como la representante de las políticas defendidas por el ex primer ministro Tony Blair.

Veterano parlamentario con un largo historial de votar en contra de su propio partido, triunfó con un mensaje en el que prometió aumentar la inversión gubernamental y la renacionalización de vastos sectores de la economía. El nuevo dirigente se opone, además, a que Gran Bretaña continúe en la OTAN y quiere eliminar su programa nuclear.

La victoria de Corbyn es una de las mayores sorpresas de la política británica en varias décadas, que señala un fuerte viraje a la izquierda de su partido. En su discurso, Corbyn prometió un país más igualitario y solidario y poner fin a los “niveles grotescos de desigualdad”.

“Los conservadores han utilizado la crisis económica de 2008 para imponer una carga terrible a la gente más pobre de este país”, dijo. “No es justo, no es necesario y tiene que cambiar”. Corbyn es conocido por ser una persona que viste sencillo, evita en lo posible las corbatas, no conduce automóvil y se traslada en bicicleta por Londres, no bebe alcohol, y en 1998 pidió la extradición del ex dictador chileno Augusto Pinochet a España.

El ex líder laborista, Ed Miliband, aseguró que apoyará a Corbyn y que espera que el resto del partido también lo haga. De parte de los conservadores, el ministro de Defensa, Michael Fallon, aseguró: “El laborismo es ahora una amenaza seria para la seguridad de nuestra nación, economía y la seguridad de nuestras familias”.

Argentina confía impulse diálogo. Argentina celebró la elección del nuevo líder laborista. “Corbyn es el gran amigo de América Latina y comparte solidariamente nuestra reivindicación de la igualdad y la soberanía política”, expresó la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Según la mandataria, Corbyn “acompaña activamente” el “llamamiento de la comunidad internacional a favor del diálogo entre el Reino Unido y Argentina en la cuestión Malvinas”. El secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas del gobierno argentino, Daniel Filmus, consideró que la victoria de Corbyn “es una buena noticia para quienes quieren el diálogo como la forma permanente de resolución de los conflictos en el mundo y en particular en Malvinas”. 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios