Suscríbete

Merkel promete “tolerancia cero” ante xenofobia

Visita centro de solicitantes de asilo; ultraderechistas la tachan de “traidora”

Más de 100 manifestantes abuchearon a Merkel en Heidenau. Decenas de policías resultaron heridos cuando una turba lanzó botellas y fuegos artificiales (AXEL SCHMIDT. REUTERS)
Mundo 27/08/2015 03:44 Actualizada 03:45
Guardando favorito...

Berlín.— La canciller alemana Angela Merkel exhortó ayer a sus connacionales a luchar contra el odio y juró cero tolerancia hacia los ataques contra refugiados, incluso cuando más de 100 manifestantes ultraderechistas la abuchearon en su visita a un centro de solicitantes de asilo.

Merkel viajó a Heidenau, un pequeño pueblo cerca de la frontera alemana con la República Checa, para expresar su apoyo a los refugiados tras disturbios neonazis en el lugar durante el fin de semana. Decenas de policías resultaron heridos cuando una turba de extrema derecha lanzó botellas y fuegos artificiales a los agentes en un intento por evitar que los migrantes se trasladaran al antiguo local comercial en el sur de Dresde el viernes y sábado.

“Es vergonzoso y repulsivo lo que experimentamos aquí”, dijo Merkel en relación a los disturbios del fin de semana. A 200 metros de distancia, manifestantes de la ultraderecha abucheaban y tocaban cláxones de autos. Algunos sostenían pancartas con denuncias al gobierno, mientras que otros gritaban “traidores” y “prensa mentirosa”.

Al dirigirse a la prensa después de reunirse con trabajadores de apoyo, funcionarios locales y unos 560 de los refugiados en el sitio, Merkel dijo que “debemos utilizar nuestra fuerza y dejar claro que no toleraremos a aquellos que ponen en duda la dignidad de los otros. No habrá tolerancia hacia aquellos que no están preparados para ayudar en donde se necesita ayuda”.

Ayer mismo se informó de un incendio provocado en otro centro para refugiados, todavía vacío en Nauen, cerca de Berlín. Según datos del Ministerio del Interior, en el primer semestre del año se registraron cerca de 200 ataques a centros de refugiados, el mismo número que en todo el año pasado.

En tanto, la guardia costera italiana encontró al menos 50 migrantes muertos en una embarcación en el mar Mediterráneo, cerca de las costas de Libia. En total rescató ayer a unos 2 mil 800 migrantes y refugiados en al menos ocho operaciones.

Por su parte, Hungría creará seis unidades especiales para hacer frente a la crisis de los refugiados en su frontera, informó en Budapest el comandante de la policía nacional, Karoly Papp.

La fuerza, formada por 2 mil 100 hombres, estará integrada por miembros procedentes de la policía y empezará a funcionar a mediados de septiembre. Papp señaló que los agentes actuarán bajo la ley de atribuciones policiales del país, lo que implica, entre otras cosas, que no tienen permiso para disparar. Esta acción se suma a la valla que está construyendo de 176 kilómetros a lo largo de la frontera con Serbia y que espera tener lista pronto.

En Dinamarca, el Parlamento aprobó recortar de 11 mil a 6 mil coronas danesas (unos 800 euros) las ayudas mensuales que reciben los solicitantes de asilo en el país, en el marco de una reforma de la ley de asilo que pretende frenar la llegada de refugiados.

El gobierno francés defendió la “urgencia” de separar a los refugiados de los inmigrantes económicos. Agencias

Temas Relacionados
Ángela Merkel refugiados
Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos