Pentágono defiende lucha contra el Estado Islámico

Ashton Carter, secretario de Defensa, dice seguir estrategia correcta
18/06/2015
03:29
J. Jaime Hernández / Corresponsal
Washington
-A +A

Washington.— El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, defendió ayer la estrategia de su país para contener la amenaza del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria y reiteró que la administración del presidente Barack Obama no tiene planes para el despliegue de un contingente militar superior a los 3 mil 500 efectivos ya en el terreno, con la misión de asesorar y entrenar al ejército iraquí.

“No queremos convertirnos en unas fuerzas militares que sustituyan a las tropas locales en Irak, porque una vez alcanzada una victoria es muy difícil sostenerla a menos que sean las propias fuerzas locales las encargadas de defender esas victorias a largo plazo”, dijo Carter.

En una audiencia en la que fueron espoleados por las peticiones para elevar el número de tropas de EU en Irak y Siria, tanto Ashton como el jefe del Estado Mayor conjunto, el general Martin Dempsey, defendieron la estrategia que pasa por el apoyo militar aéreo de las tropas iraquíes y por el envío de asesores que tienen como misión robustecer al ejército local ante la amenaza del EI.

Sin embargo, ambos reconocieron retrasos en la formación de las tropas en Irak para tratar de contrarrestar el avance de los yihadistas en la provincia de Al-Anbar y para tratar de reconquistar la ciudad de Mosul, al norte del país. “Nuestros planes eran entrenar a más de 24 mil efectivos antes del próximo otoño. Pero el número de reclutas no ha superado la cifra de 7 mil”, reconoció Ashton al rechazar la opción que han planteado algunos senadores y congresistas del Partido Republicano para el envío de hasta 10 mil tropas a Irak.

La intervención del jefe del Pentágono se vio interrumpida, irónicamente, por protestas de activistas y pacifistas que le gritaron que en Irak y Medio Oriente se necesita “una solución política y no más intervención militar”.

“Las respuestas de los señores Carter y Dempsey nos han dejado más preocupados porque hay una gran incoherencia en la estrategia. La estrategia sigue quedando muy corta”, consideró la republicana Martha McSally, quien forma parte de un grupo a favor del aumento de tropas en Irak.

“Estados Unidos debe apostar no sólo por el entrenamiento de más tropas iraquíes, sino por aumentar la asistencia a las tropas kurdas de los peshmergas que han demostrado su eficacia contra las fuerzas del EI, pero a las que le teme Bagdad”, consideró el analista David Philips, en alusión a las resistencias del gobierno iraquí a que EU ofrezca armamento más sofisticado a las fuerzas kurdas que podrían reclamar su independencia y separación de Irak.

“Las fuerzas kurdas deberían contar con más apoyo de EU ya que el gobierno de Irak en Bagdad ha mostrado su incapacidad para combatir al EI en Mosul y en la provincia de Al-Anbar”, consideró.

Mantente al día con el boletín de El Universal