Uniformadas acusan agresiones en la calle

08/12/2016
01:05
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx.
-A +A

[email protected]

“Nos jalan el cabello, nos han tirado al piso y nos han pateado, nos escupen y gritan, por que saben que no podemos infraccionarlos” salvo por violaciones al Hoy No Circula, señaló Nayeli, quien reseñó las condiciones en las que trabajan las mujeres agentes de tránsito de este municipio.

La uniformada fue agredida por el conductor de una camioneta de pasajeros que les aventó la unidad a ella y a sus compañeras en Cuatro Caminos.

Sin equipo para infraccionar ni chaleco antibalas o una buena chamarra para el invierno, con el mismo uniforme que han usado por años y con un salario de 6 mil pesos al mes, las agentes de tránsito de este municipio “trabajamos sin siquiera una macana o pistolita”, para defender a la ciudadanía y a nosotras mismas de las agresiones de delincuentes, conductores y especialmente de microbuseros que incluso en Echegaray “mataron a un compañero, que se les puso enfrente hace un mes, porque saben que no tenemos un arma”, relató otra oficial.

Las agentes de tránsito “somos el escalón más bajo, cualquiera nos quiere pisar y humillar”, afirmó Nayeli, una de las cerca de 500 oficiales que visten uniforme negro con franja naranja en Naucalpan.

En una esquina oscura de Cuatro Caminos “pasaré la noche sola, sin siquiera un chaleco antibalas, una macana o una pistolita, pese a que todos los días somos agredidas por un conductor, esta vez un chofer nos aventó su camioneta y nos insultó, cuando tratamos de impedir que ingresara en sentido contrario a Lomas de Sotelo”, relató Nayeli.

Con un horario de trabajo de 24 horas continuas, la agente de tránsito, como otras mujeres policías, dejan a hijos pequeños solos o bajo el cuidado de algún familiar, “la mayoría somos madres solteras y lamentablemente cerraron el servicio nocturno de la guardería del DIF.

Por ser mujeres, hasta “los compañeros nos dan órdenes, nos insultan y agreden y si no cumplimos con lo que piden los comandantes, nos castigan con servicios pesados, solas y sin ningún protección”, relató.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS