Empresarios del Edomex acusan cobro de cuota a repartidores

Afirman que tienen grandes pérdidas económicas por esta razón y por el robo de mercancía en Tultitlán, Izcalli y Naucalpan
05/12/2016
01:02
Rebeca Jiménez Jacinto
-A +A

[email protected]

Tultitlán, Méx.— De 200 a 500 pesos diarios es la “cuota” que exigen delincuentes locales a repartidores de empresas de refrescos, jugos y alimentos, para distribuir su mercancía en colonias de Tultitlán, Cuautitlán Izcalli y Naucalpan, acusaron empresarios adheridos a la Unión Industrial del Estado de México (Unidem).

“Hemos tenido mucha afectación por el robo a repartidores, que son nuestra base, y por el cobro de derecho de piso. Con cuotas de 500 pesos por día, algunos piden 200 y 300 pesos; si no se los das dicen ‘mañana voy a venir por el camión’”, explicó el representante de una empresa refresquera, quien pidió no citar su nombre.

Los industriales sostuvieron una reunión con autoridades municipales y estatales para exponer problemas de seguridad, en zonas mapeadas de alto riesgo, y tomar decisiones en conjunto para frenar los ilícitos.

Al encuentro asistió el fiscal regional de Cuautitlán Izcalli, Juan Minutti López, y el comisario de Seguridad Pública de Tultitlán, José Reyes Hernández, a quienes pidieron reforzar la seguridad para terminar con delitos como la extorsión, que más impacta al gremio industrial junto con el cobro de cuotas y robo de mercancía.

Representantes de empresas de alimentos, refrescos y jugos detallaron que donde se han registrado más asaltos son en las colonias de la parte alta de Tultitlán como Tesoro, Libertad, Ampliación Tesoro; en Cuautitlán Izcalli, en Infonavit Norte, San Francisco, Santa Cruz del Monte, San Antonio, Emiliano Zapata y La Perla.

Los industriales expusieron que ahora además de las pérdidas de mercancía o pago de cuotas les preocupa la seguridad de los choferes: “Ya nos están pegando, los operadores tienen miedo a denunciar porque les quitan sus identificaciones, saben dónde están, porque es un trabajo día a día”.

Ante este panorama, las industrias se han visto obligadas a colocar equipos GPS para ubicar sus unidades de distribución, además de contratar guardias para la custodia de sus vehículos; sin embargo, comentan que ni con ello se ha terminado con los atracos y pago de cuotas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS