14 | DIC | 2019
Foto:(Juan Manuel Barrera Aguirre)

"¿Cuánto tiempo más vamos a aguantar?", dicen familias de Coyotepec

04/06/2016
14:26
Juan Manuel Barrera
Coyotepec
-A +A
El pasado 6 de mayo personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro de energía eléctrica a tres de los cuatro pozos de Coyotepec, lo que afecta a 70% de los más de 60 mil habitantes del municipio

“Sufrimos y sufrimos, ¿cuánto tiempo más vamos a aguantar? Al rato vamos a tener una epidemia en las casas, en las escuelas, en todo el pueblo por falta de agua”, dice Felipa Miranda Vigueras, del barrio Chautonco.

 

El pasado 6 de mayo personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro de energía eléctrica a tres de los cuatro pozos de Coyotepec, lo que afecta a 70% de los más de 60 mil habitantes del municipio; la paraestatal reclama el pago de 32 millones 855 mil 780.13 pesos de adeudo histórico.

 

El alcalde Pedro Luna Vargas, del PAN, afirma que el gobierno municipal envía pipas de agua potable a las escuelas para enfrentar el desabasto e intenta apoyar a las comunidades con pipas particulares que cobren poco por el agua entregada a las viviendas.

 

Desde hace más de tres años habitantes y autoridades de Coyotepec disputan el control de los pozos de agua del municipio, tres de los cuales son administrados por pobladores desde hace cuatro décadas por “usos y costumbres”.

 

“Nosotras, como amas de casa, estamos sufriendo más, porque tenemos que tener agua para resolver toda la situación de la casa: lavar, la comida, mandarlos a la escuela, todo eso. ¿Cómo le hacemos? Quién sabe, andamos consiguiendo”, asegura doña Felipa, quien apoya que el agua potable continúe siendo administrada por los pobladores.

 

Detalla: “Tengo 15 días sin agua, he conseguido un tambo, pero hace tres días le dije a uno de la pipa, déjeme agua, me dijo sí, pero cuánto cuesta el tinaco, cuesta 130. Me va a llenar otros tambos, dijo no, nada más ese. ¿Está limpia el agua, de dónde la traen? Y sabe qué me contesto: ‘La quiere o no la quiere’. Le digo sí la quiero, como venga, a lo mejor viene un poco sucia, pero la quiero. Me dejó nada más un tambo y ahorita tengo que írmela pasando con eso. ¿Qué vamos a hacer?”

 

Sergio Velázquez Morales, presidente de la Administración de Agua Potable de Coyotepec, dice que los gobiernos estatal y municipal pretenden municipalizar el agua potable del municipio, quienes argumentan que con ello mejorará el servicio, pero en realidad pretenden destinar parte del agua potable para nuevos desarrollos que se construyen en la zona, sobre todo en Huehuetoca.

 

“Hemos planteado, mediante asambleas informativas a la ciudadanía, que sí hay propuestas de pago, de liquidación de esos 35 millones, que obviamente no es posible hacerlo en el corto plazo y para eso se requiere la participación del gobierno municipal, del Estado, la propia ciudadanía y usuarios del agua potable. Pero sí existen propuestas que nosotros queremos presentar al gobierno del Estado y la CFE, porque mediante ellas podría liquidarse el adeudo por lo menos también en 7 años, que son los años en que se formó”, asegura.

 

Añade: “Es lamentable que el gobierno del estado de México no atienda el problema de suministro de agua a la población y no le importe que la población de más de 50 mil habitantes padezcan todos los problemas que puedan ocasionarse por eso, falta de higiene, de salubridad, plagas, absolutamente todo, pleitos entre todos los vecinos, violencia que se puede dar, es lo que nosotros no queremos que ocurra”.

 

Reitera que la municipalización del servicio “es el arma, la punta de lanza para llevar a cabo y continuar los grandes proyectos urbanísticos que todos sabemos que existen, no únicamente en el estado de México, sino en el centro del país, proyectos de desarrollos urbanos, de unidades habitacionales”.

 

Recuerda que en Coyotepec existe una batería de pozos operados por la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y el líquido es llevado para la Ciudad de México y otros municipios conurbados, en tanto que solamente cuatro abastecen al municipio, tres de ellos a cargo de los pobladores, aunque uno está en rehabilitación y los otros dos están sin energía eléctrica.

 

El alcalde Pedro Luna Vargas precisa que la Administración del Agua cobra 50 pesos mensuales a los usuarios y el gobierno municipal paga a la CAEM entre 700 mil y 1.3 millones de pesos al mes por extracción, agua en bloque, bombeo y cloración, sin que reciba algún recurso de la ciudadanía.

 

Dice que la deuda histórica con la CFE es de 56 millones 906 mil 252.86 pesos, de los cuales 32 millones 855 mil 780.13 es de los pozos de Agua y el resto de la energía consumida por alumbrado público, palacio municipal y otros inmuebles municipales.

 

Añade que el gobierno local dialogó con la CFE y restableció el servicio de energía eléctrica al palacio municipal y alumbrado público, pero falta arreglar el asunto de los pozos. El pasado 22 de mayo el gobierno municipal convocó a consulta ciudadana sobre el agua potable, la cual fue obstaculizada por la Administración del Agua, que consideró ilegal el ejercicio.

 

Luna Vargas expresa que participaron mil 600 personas y la mayoría optó por crear una Dirección de Agua Potable. Las otras opciones eran crear un organismo descentralizado y que continuara la administración por los pobladores.

 

“Hay que buscarle solución para que esto avance, si lo vemos como algo imposible no vamos a solucionarlo. Tampoco digo que traigo la varita mágica. Pero sí podemos hacer que mediante convenios la deuda vaya disminuyendo” expresa en torno a la problemática del agua en la localidad.

 

El mismo 22 de mayo pobladores tomaron el palacio municipal, cuya entrada principal fue soldada, e instalaron un plantón en el kiosco de la localidad, para rechazar la municipalización del agua potable.

 

El 26 de mayo policías estatales desalojaron a los inconformes y recuperaron el palacio municipal; tres líderes sociales fueron detenidos, entre ellos Velázquez Morales, y trasladados al penal de Cuautitlán, donde fueron liberados debido a que un juez consideró que no había elementos para su detención.

 

Antonio Lara Duque, coordinador del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, que apoya los pobladores, dijo que continuará la defensa del agua potable en Coyotepec y no permitirán que los gobiernos estatal y municipal se apoderen del servicio.

 

Doña Felipa insiste que quien sufre es la comunidad por la falta de agua potable. “Si lavamos la ropa tenemos que juntar esa agua para echarle al baño, agua de mugre, tenemos que bañarnos en tina para juntar esa agua, reciclarla, volverla a usar. Sobre todo uno como mujer, las niñas chiquitas. Se imagina, ya no podemos. Que se den cuenta la situación en la que estamos. Es urgente que haya solución”, concluye la mujer.

 

erp

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios