Alistan operativos por expropiación en Tezoyuca y Acolman

Autoridades federales y estatales resguardan la expropiación para la construcción de la autopista Ecatepec-Peñón

Foto: Especial
Metrópoli 04/09/2015 11:20 Juan Manuel Barrera Tezoyuca, Edomex Actualizada 12:12

Autoridades federales y estatales efectúan operativos policiacos por la expropiación de predios en este municipio y Acolman para la construcción de la autopista Ecatepec-Peñón, que formará parte de la infraestructura del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

Fuentes locales confirmaron que policías federales y estatales participan en el resguardo de predios de Tezoyuca y Acolman expropiados para la construcción de la citada vialidad, en algunos donde serán demolidas construcciones, lo que es rechazado por ejidatarios.

Añadieron que el pasado 24 de agosto se publicó en el Diario Oficial de la Federación la expropiación de predios ejidales en Acolman y Tezoyuca para la construcción de la citada vialidad de cuota.

Añadieron que en Tezoyuca fueron expropiados dos predios, de 653.39 y cuatro mil 379.65 metros cuadrados, en tanto que en Acolman es un terreno de tres mil 143.89 metros cuadrados.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCyT) del gobierno federal determinó que las citadas expropiaciones incluyen construcciones y otras instalaciones que estén en dichos predios.

Las autoridades ofrecen pago de mil 300 pesos por metro cuadrado de los predios ejidales, aunque ejidatarios piden dos mil 300 pesos por metro cuadrado, por lo que rechazan la expropiación.

La autopista Ecatepec-Peñón forma parte de la infraestructura que requiere el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y los predios fueron expropiados supuestamente para dar mayor conectividad a la citada vialidad.

Hasta el momento no se reporta ningún incidente. Los policías resguardan los predios para evitar protestas de ejidatarios.

El pasado 25 de agosto el gobierno estatal implementó un operativo policiaco en Cuautitlán Izcalli, en el que participaron 350 policías estatales y municipales, quienes retiraron por la fuerza a habitantes del fraccionamiento La Quebrada que rechazaban la introducción en calles de su comunidad de tubería de 1.5 metros de diámetro de la Línea Metropolitana de Distribución de agua potable; tres colonos fueron detenidos y liberados luego de 48 horas, acusados de obstruir tales obras.

Comentarios