Caso Ferrari: “En el hotel no pasó nada”

Metrópoli 20/03/2016 04:50 Juan Manuel Barrera Corresponsal Actualizada 09:38

El jueves pasado ahí fue encontrado muerto el ex escolta de Alberto Sentíes

[email protected]

“No sé de qué hecho me habla”, dijo la recepcionista del Hotel Atizapán, donde la tarde del pasado 18 de marzo fue hallado muerto Sergio González Ibarra, de 38 años.

En varias ocasiones la mujer negó que en una habitación del hotel haya muerto el escolta del caso Ferrari y siguió atendiendo a los clientes del lugar, sobre todo parejas jóvenes.

Este hotel no es un lugar modesto, tiene habitaciones que van de los 400 a los 750 pesos y se ubica en el centro de este municipio, el cual está rodeado de vegetación.

La semana pasada González Ibarra, escolta de un empresario que viajaba en un Ferrari rojo, descendió del vehículo en Viaducto-Tlalpan y golpeó al conductor de otro automóvil, en hechos que fueron grabados en video y que fueron difundidos en redes sociales como Lord Ferrari.

El cadáver del escolta fue hallado sin vida en una habitación del citado hotel. En el sitio fue hallado un supuesto escrito donde hace alusión al caso del Ferrari rojo, según informaron las autoridades.

Sin embargo, el pasado viernes los empleados del hotel habrían declarado que Sergio González Ibarra se hospedó en ese lugar el 16 de marzo y que se registró con otro nombre, sin dar más detalles de eso.

Cuando las autoridades de Atizapán de Zaragoza acudieron al lugar para ver el cuerpo revisaron las ropas del mismo y encontraron, entre ellas, una carta póstuma, supuestamente escrita por el escolta, en la que se relatan los hechos ocurridos el 11 de marzo, cuando el guarura fue grabado golpeando, de manera abusiva, al conductor Jair sobre el Viaducto Tlalpan. Eran dos páginas escritas a mano en las que además se hace referencia que quien dio la orden de agresión fue Alberto Sentíes, pues supuestamente el conductor de la Duster blanca se le había cerrado mientras avanzaban sobre el Viaducto Tlalpan.

Historia del inmueble. El hotel Atizapán, ubicado en el número 54 de avenida Juárez, en el centro del municipio, es propiedad de españoles y fue construido en la década de los 70.

“Fue el primer hotel en Atizapán y no estaba mal, hasta donde sé tenía buena fama”, relató Ramiro Espinosa, habitante del centro de Atizapán.

El establecimiento funciona como hotel y motel. Tiene tres tipos de habitaciones, según ofrece en la entrada al mismo: Suite, con tarifa de 400 pesos; suite con jacuzzi, 550, y master suite con jacuzzi, 750 pesos.

“El hotel tiene su historia, pero ha sido más positivo que negativo”, relató el habitantes de Atizapán.

 

Comentarios