Suscríbete

Papa Francisco oficia misa en la Basílica

Metrópoli 13/02/2016 16:54 Ruth Rodríguez Actualizada 11:39

El Pontífice arribó al templo procedente de la Nunciatura Apostólica en el primer día de actividades formales de su visita a México

"Tan sólo camina por los caminos de tu vecindario, de tu comunidad, de tu parroquia como mi embajador, levanta santuarios compartiendo la alegría de saber que no estamos solos, que ella va con nosotros", destacó el obispo de Roma. Foto EFE

A la ceremonia eucarística asisten cerca de 30 mil fieles. Foto AP

"Al venir a este santuario nos puede pasar lo mismo que le pasó a Juan Diego. Mirar a la madre desde nuestros dolores, miedos, desesperaciones, tristezas y decirle: ¿Qué puedo aportar si no soy un letrado?", mencionó el Pontífice. Foto Luis Cortés/EL UNIVERSAL

En su encuentro con la imagen de la virgen de Guadalupe, como lo había deseado desde hace tiempo y anunciado en diciembre pasado, como un motivo de su viaje a México, el religioso argentino se refirió al milagro guadalupano con las apariciones de la llamada Morenita del Tepeyac a Juan Diego. Foto Luis Cortés/EL UNIVERSAL

Los miles que se aglutinaron en las inmediaciones de la Basílica siguieron la misa que ofició el Obispo del Vaticano por medio de pantallas. Foto Juan Boites/EL UNIVERSAL

Un buen número de feligreses se arrodillaron al ver al Papa. Muchos gritaban y lo fotografiaban. Foto Juan Boites/EL UNIVERSAL

Las personas que se quedaron afuera de la Basílica han comenzado a cantar "La Guadalupana". Foto Alejandra Leyva/EL UNIVERSAL

Una vez concluida la misa, el presidente Enrique Peña Nieto acompañado de su esposa, Angélica Rivera de Peña, se acercó al Papa Francisco, le dirigió unas palabras y se despidió de él. Foto Luis Cortés/EL UNIVERSAL

Tras esto, el Pontífice se dirigió a un camarín para estar a solas con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Foto AP

Francisco recordó a "los excluidos", a "los descartados" y a las personas que han visto perder un familiar por la violencia criminal, durante la homilía pronunciada en la misa celebrada en la Basílica de Guadalupe. Foto EFE

En punto de las 16:35 el Papa Francisco llegó a la Basílica de Guadalupe en medio de porras y aplausos, procedente de la Nunciatura Apostólica. Foto AP

Su paso en el papamóvil fue rápido, pero suficiente para mucha gente que desde la madrugada arribó a este lugar con la esperanza de verlo. Foto Alejandra Leyva/EL UNIVERSAL

Desde que llegó el Pontífice e ingresó a la Basílica se escucharon las campanas repicar. Foto Alejandra Leyva/EL UNIVERSAL

 

En punto de las 16:35 el Papa Francisco llegó a la Basílica de Guadalupe en medio de porras y aplausos, procedente de la Nunciatura Apostólica. Tras ingresar al templo empezó a oficiar misa.

Su paso en el Papamóvil fue rápido, pero suficiente para mucha gente que desde las cinco de la mañana arribó a este lugar con la esperanza de verlo.

Desde que llegó el pontífice e ingresó a la Basílica se escuchan las campanas replicar.

Un buen número de feligreses se arrodillaron al ver al Papa. Muchos gritaban y lo fotografiaban.

Las personas que se quedaron afuera de la Basílica han comenzado a cantar "La Guadalupana".

Este sábado es su primer día de actividades formales en la primera visita que hace a México en su calidad de jefe del Estado Vaticano.

Por la mañana se entrevistó con el presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional y recibió las llaves de la ciudad de manos del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

También se dirigió a obispos en la Catedral Metropolitana en el Zócalo.

Bergoglio llegó ayer por la noche a la Ciudad de México procedente de Cuba, donde hizo una escala y se entrevistó con el patriarca ortodoxo Kirill, en lo que es considerado un encuentro histórico.

El pontífice fue recibido en el aeropuerto capitalino por una comitiva encabezada por el presidente Peña Nieto.

Nota en constante actualización...

ml

 

Comentarios