"Llegaba un olor a gas quemado"

Metrópoli 16/01/2016 04:00 Fanny Ruiz-Palacios Actualizada 14:01
Guardando favorito...

Al amanecer, lo inevitable pasó: la cafetería de donde se escapaba el gas explotó

[email protected]

El jueves, alrededor de las 9:00 de la noche, residentes del edificio situado en el número 127 de Félix Cuevas, en la colonia Del Valle, detectaron un olor a gas. Nadie le dio importancia.

“Era un olor a gas quemado y pensé que era un boiler que se le había caído el tapón, así que abrí la ventana para ventilar el departamento y después la cerré. No me preocupe y hasta hoy vi la relación”, dijo Ricardo.

Al amanecer, lo inevitable pasó: la cafetería de donde se escapaba el gas explotó.

El estruendo alarmó a vecinos. Eran las 7:45 de la mañana, algunos dormían y otros salían de sus casas rumbo al trabajo o al gimnasio.

Hubo quien pensó que estaba temblando y que las autoridades habían olvidado activar la alarma. Otros creyeron que un comando armado estaba disparando y asaltando, por segunda vez, la tienda departamental situada en la esquina de Félix Cuevas e Insurgentes.

Las suposiciones fueron falsas. Quienes se asomaron por la venta descubrieron que la cafetería Itzel había estallado.

Al llegar a abrir su negocio de venta de café, Elia “E”, de 53 años, fue sorprendida por las llamas que violentamente se unieron a pedazos de cristal y lámina. La acumulación de gas causó la explosión.

“Había una acumulación de gas y al momento que la dueña de la cafetería acciona el switch viene la explosión. Como es gas butano es más pesado, ahí se queda, y cuando encuentra la fuente de ignición viene el flamazo, afortunadamente estaban cerca los bomberos y no vino el incendio”, explicó el jefe de los bomberos, Raúl Esquivel.

Cámaras del Centro de Control y Comando detectaron el momento del siniestro. En las imágenes se observa que a las 7:45 am seis autos pasaron frente al establecimiento, dos fueron alcanzados por los escombros que salieron disparados y al ver lo ocurrido los cuatro que venían detrás frenaron.

Los escombros quedaron sobre el asfalto, la fuerza fue tal que el material llegó a la acera de enfrente. Averío los accesos del Metro Insurgentes Sur, ventanales de departamentos y otros comercios.

La explosión sorprendió a una persona que estaba sentada cerca de una de las salidas de la estación Insurgentes Sur. Como ella, otros peatones que transitaban por la banqueta se alarmaron. Algunos cayeron al suelo heridos. Los más afectados fueron quienes iban pasando frente al local.

Los vulcanos evitaron que el flamazo se convirtiera en incendio, mientras los socorristas proporcionaron los primeros auxilios a 15 personas, entre ellas tres menores de edad. Al final, siete requirieron ser trasladadas al hospital.

Temas Relacionados
crónica
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios