“Sí me gustaría ser titular de Salud federal”

Asegura que a 10 años de estar al frente de la Sedesa tienen más ganas, energía y ánimo
Armando Ahued, Secretario de Salud de la Ciudad de México. (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
10/12/2016
01:03
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

A 10 años de ser secretario de Salud de la Ciudad de México, Armando Ahued afirma que no aspira a otro puesto superior, sin embargo, sí ha pensado en despachar desde la Secretaría de Salud federal.

 

¿Se ha imaginado en ese puesto?

—He pensado que a lo mejor alguien pueda pensar en mí y diga: ‘¡Véngase, doctor, a ayudarme! Es un buen trabajo ahí, ¿por qué no se viene para acá?’. Yo encantado de trabajar y dar lo mejor de mí. Donde pueda servir, voy a servir, y me encantaría seguir sirviendo a la gente.

 

¿Esa posición sería lo máximo en su carrera?

—Sin duda cualquier posición donde puedas ayudar a la gente y ver políticas públicas y mejorar el nivel de vida de la gente, sería lo mejor. No aspiro a nada, aspiro a seguir dando lo mejor de mí, nos quedan dos años y hay mucha oportunidad de hacer más cosas.

 

La oficina de Armando Ahued está repleta de esculturas de elefantes, símbolo de fortuna y suerte. Destaca uno de madera de unos 70 centímetros, procedente de China. Ahued Ortega dice que si alguien acaricia la trompa del elefante y pide tres deseos, se cumplen.

El secretario lo ha hecho: ha deseado salud para sí mismo, claridad en sus decisiones, y que le vaya bien; los tres se le han concedido, dice.

“La actitud es lo que nos saca adelante, de estar pendiente del trabajo, es parte del éxito que me ha permitido enfrentar una responsabilidad, y que orgullosamente cumplí 10 años en la Secretaría de Salud”.

Ahued fue subsecretario de la Sedesa cuando Manuel Mondragón y Kalb estaba al frente de la dependencia en la administración de Marcelo Ebrard. Tras el incidente en el antro New’s Divine, Armando Ahued tomó posesión como titular de la Sedesa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ahued Ortega afirma que nunca pensó en ser secretario de Salud capitalino, y mucho menos que traspasaría el sexenio de Ebrard Casaubón.

“Yo no soy político, no tengo afiliación partidista, he sido servidor público de carrera, he trabajado con panistas, priístas y perredistas”.

 

¿Cuáles son las diferencias entre las administraciones de Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera ?

—Cada uno tiene su personalidad y trato, pero ambos me permitieron sacar adelante mi trabajo. Confiaron en mi en mi vocación de servicio.

En los 10 años que lleva al frente de la Sedesa ha vivido tres momentos difíciles: el cierre de la CDMX durante la epidemia de influenza AH1N1, la explosión del Hospital de Cuajimalpa y cuando el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sufrió una arritmia cardiaca.

 

¿Hubo algún momento en el que quiso renunciar?

—He enfrentado momentos tan difíciles, nunca me he rajado y he sacado fuerza y fortaleza en los momentos de crisis. El día en que yo sienta que las cosas no valen la pena, presento mi renuncia, pero hoy, a 10 años, tengo más ganas, energía y ánimo.

 

¿Cuáles han sido sus orgullos?

—El Médico En Tu Casa es un legado que se dejará a los habitantes y que tiene un impacto en la población vulnerable porque hemos visitado más de 2 millones 600 mil viviendas. Tuvimos un avance brutal con el Expediente Clínico Electrónico que posiciona al Sistema de Salud de la Ciudad en otra dimensión porque se acabaron los papeles, los expedientes escritos, ahora puedes ver los resultados en una computadora.

Hay cuatro hospitales nuevos, 12 clínicas del Metro, dos en la Central de Abasto, Clínica de Autismo, Geriatría, la Clínica de reconstrucción mamaria, Clínica de reconstrucción pospérdida masiva de peso. La siguiente semana el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, inaugurará la segunda Clínica de Diabetes y los Kioscos de la salud. Hoy ninguna persona que requiere atención médica se queda sin el servicio. Hoy damos 22 millones de consultas al año.

 

¿Está consolidada la Secretaría de Salud de la Ciudad de México?

—Yo digo que hemos avanzado muchísimo, nunca puedes hablar de que todo está consolidado porque hemos tenido problemas económicos serios, este año tuvimos un recorte de 300 millones de pesos y el año que entra viene otro recorte. Siempre hay más enfermos, más acciones que hay que hacer y siempre los recursos son insuficientes.

 

¿El reto de la Sedesa?

—El punto medular es educar para hacerlos corresponsables, tú debes cuidar tu alimentación, ejercicio, y nosotros ponemos a los nutriólogos, gimnasios. El gobierno está apoyando a la gente, pero la gente tiene que dar el primer paso. Mi vocación de servicio de apoyar a los habitantes de la CDMX es lo que más me llena, es un privilegio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS