PERFIL: Hugo Stiglitz, un tiburón del cine

El actor y productor ha realizado más de 240 películas, como “Tintorera” y “Superviviente de los Andes”; este 24 de agosto se cumplimentó aprehensión en su contra por presunto fraude

Foto: Especial
Metrópoli 24/08/2016 22:36 César Huerta Actualizada 22:37
Guardando favorito...

Hugo Stiglitz fue figura dominante del cine mexicano en los años 70 y principios de los 80.

"Robinson Crusoe", filme que protagonizó hace 46 años, costó en ese momento 1 millón de dólares y se mantuvo por casi ocho meses en cartelera.

Años después con "Tintorera", al lado de Andrés García, se gastaron dos millones de billetes verdes, pero en taquilla se recaudaron 40 millones.

“Ahora se alegran por tener un millón de espectadores, antes los hacíamos en un mes, muertos de risa”, dijo en 2014 a EL UNIVERSAL, recordando su trayectoria.

Nacido en la Ciudad de México e hijo de un amante de los deportes, desde pequeño aprendió a bucear, velear y esquiar.

Así que muchas de sus escenas de acción en los filmes hechos, los hacía él mismo, sin necesidad de doble.

Para "Superviviente de los Andes", dirigida por René Cardona (su amigo) se atrevió a actuar en lugares con nieve, únicamente tapado por un suéter.

Finalmente, dijo en esa ocasión, lo suyo era hacer cosas reales, sin nada de efectos especiales como ahora.

Junto con Andrés García, Mario Almada, Valentín Trujillo y posteriormente Rosa Gloria Chagoyán, integraron la baraja mexicana de actores de cintas donde los desastres o balazos, eran algo común.

Su nombre llegó hace años hasta Quentin Tarantino, el realizador de "Pulp fiction", a quien le agradó el sonido que producían las palabras, lo utilizó para bautizar a uno de sus personajes en "Bastardos sin Gloria".

“No sabía, pero seguramente la película le quedó bien”, dijo bromista, en su momento, Hugo.

Actor en más de 240 producciones de cine y televisión, se atrevió a principios de siglo a rodar una cinta llamada "Tiempo real", hecha en una sola toma, que fue invitada a Cannes y ganó en el certamen de Gibara.

Y fue precisamente en una telenovela, llamada "Cielo Rojo", que sufrió el accidente más drástico en su carrera: un caballo le mordió y arrancó el bícep y trícep de uno de sus brazos, con el cual aún hoy, no siente las cosas.

En 2013 más de 15 millones de personas lo volvieron a ver en la pantalla grande con "No se aceptan devoluciones" donde tenía una participación especial como el papá del personaje niño de Eugenio Derbez.

Actualmente se encuentra en la postproducción de sus más recientes filmes "Más que buitre" y "Secuestro anónimo".

Temas Relacionados
Hugo Stiglitz
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios