Maestros toman caseta de la México-Cuernavaca

Marcharon hacia el Monumento al Caminero; generaron caos vial en el sur

Durante cuatro horas, y a cambio de un “cooperación voluntaria”, integrantes de la CNTE y diversas organizaciones civiles levantaron las plumas de la caseta México-Cuernavaca y permitieron el libre paso a los conductores (MARIO GUZMÁN. EFE)
Metrópoli 24/08/2016 01:18 David Fuentes Actualizada 01:18

[email protected]

Integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) con el apoyo de diversas organizaciones civiles tomaron por cuatro horas la caseta de cobro México-Cuernavaca. Durante este lapso levantaron las plumas y permitieron que los automovilistas transitaran libremente por este lugar, a cambio pedían una cooperación voluntaria para el movimiento.

Según el reporte de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP), los primeros en llegar al lugar fueron los miembros del Frente Popular Francisco Villa, quienes embozados y con banderas de esta organización se apoderaron de la caseta poco después de las 10:00 horas, mientras que los maestros y algunos padres de familia de los 43 normalistas asesinados en Ayotzinapa avanzaban al punto sobre la avenida Tlalpan.

Otro contingente partió del Monumento al Caminero hacia la caseta, lo que provocó trafico en toda la zona sur de la ciudad se complicara, incluyendo parte de Tlalpan, Insurgentes, Avenida Universidad, San Fernando y Periférico, lo que desató la molestia de conductores, quienes expresaron hartazgo por las movilizaciones que se realizan en diversos puntos de la ciudad, paralizándola totalmente.

“Esto ya es el colmo, las autoridades deben hacer algo, meter en orden esta ciudad y no permitir que los maestros o quien sea, haga lo que quiera, nosotros no tenemos culpa de nada, el problema ni siquiera le compete la Ciudad de México y quienes habitamos aquí somos quienes terminamos pagando todo.

“Tengo que pasar por mi hija, ir a dejarla a la casa y luego regresar a trabajar, pero así como esta el tráfico no me va a dar tiempo de nada. Pero ni modo, no nos queda mas que aguantar porque no se les puede decir nada, se ponen muy violentos”, explicó Marlen Ortíz, quien permaneció poco más de 20 minutos en la intersección del Periférico y Viaducto Tlalpan.

La movilización de poco más de 700 manifestantes provoco la intervención de casi 2 mil policías de la SSP y 500 oficiales de Tránsito que durante el trayecto de los manifestantes ayudaron a agilizar la vialidad y a evitar los conatos de agresión entre conductores y maestros.

Durante el trayecto del Caminero a la caseta de cobro, el contingente fue vigilado a discreción por los uniformados que no intervinieron ni impidieron su paso, a pesar de las consignas lanzadas en contra de ellos. Ya en el punto que es de competencia federal, los esperaban efectivos militares, quienes tampoco se opusieron a que los integrantes de las organizaciones civiles levantaran las plumas y permitieran el acceso libre.

Casi cuatro horas después de protestas en el lugar, los inconformes se retiraron de manera pacifica, igual escoltados por pocos elementos de la SSP. La dependencia reportó saldo blanco durante toda la manifestación, algunos de los integrantes realizaron pintas en monumentos y comercios, sin que se registran detenidos; a decir de los inconformes, durante toda la semana harán diversas protestas y manifestaciones, pues buscan echar abajo la reforma educativa, al tiempo que piden un diálogo sin violencia con las autoridades federales.

Comentarios