Se encuentra usted aquí

Primera sesión de la Corte en 2019

08/01/2019
02:11
-A +A

La debida integración de nuestras instituciones es un tema de capital importancia, pues son las que en el ejercicio de sus atribuciones dan cauce al Estado, y es su permanencia signo de estabilidad que posibilita el desarrollo armónico de la sociedad.

Es el caso de la SCJN, cabeza del Poder Judicial de la Federación, que el 2 de enero celebró sesión solemne del Tribunal Pleno a la que concurrieron integrantes del CJF y del TEPJF, con dos importantes propósitos. Uno, dar la bienvenida al recién nombrado ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, para ocupar la vacante que dejó el ahora ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz, con lo cual queda integrado el pleno de la Corte.

El otro, la elección del ministro que fungirá como presidente de la SCJN y del CJF por el periodo 2019-2022, en relevo del ministro Luis María Aguilar Morales que concluyó su presidencia el 31 de diciembre pasado.

Tuve el honor de presidir esta sesión, en mi calidad de ministra decana y presidenta en funciones, en los términos que dispone el Reglamento Interior de la Corte, por ser esta sesión en la que se llevaría a cabo la elección de presidente.

En esta calidad impuse al ministro González Alcántara la toga magisterial que por decreto legislativo de 8 de abril de 1941, corresponde vestir a los ministros de la SCJN. Un hecho por demás relevante, dado que es la imposición de la toga signo externo que envuelve un extraordinario significado: la alta responsabilidad que se asume como integrante de la SCJN.

En efecto, la toga no es una mera formalidad, sino que guarda un profundo sentido: enaltece a quien la porta y afirma su elevado oficio, pues es bajo este augusto símbolo, que yace imperturbable la convicción del juzgador; envuelve la solemnidad de los fines a los que se consagra; investido del Poder del Estado para impartir Justicia y cumplir con la función constitucional encomendada como integrante del máximo tribunal.

Como es costumbre, se dio la bienvenida a nuestro nuevo compañero, quien se dirigió al pleno con un discurso en el que expuso su visión del papel que hoy asume el Poder Judicial y los retos que enfrenta.

En cumplimiento del segundo propósito de la sesión, en un ejercicio democrático de la más alta trascendencia, elegimos de entre nuestros pares al nuevo presidente del máximo tribunal, quien también lo será del CJF, conforme a las reglas que prescribe el Reglamento Interior.

Según esta normativa, la elección se lleva a cabo en sesión pública solemne, la cual será presidida por el ministro decano, quien será el encargado de dirigir y vigilar que se cumpla el procedimiento.

La votación se hace por cédula, para lo cual el ministro decano designa 2 ministros que desempeñarán la función de escrutadores.

Para que un ministro sea electo presidente deberá obtener cuando menos 6 votos. Si ningún ministro obtuviera la mayoría requerida en la votación, se celebrará una segunda ronda en la que sólo participarán como candidatos los ministros que hayan obtenido el mayor número de votos en la primera vuelta, resultando presidente electo aquél que alcance la votación estipulada, y así en sucesivas rondas de ser necesario.

Esta ocasión, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, en la primera ronda con una mayoría de 7 votos, resultó electo presidente, siendo en mi calidad de decana que tuve el honor de darle posesión inmediata del cargo y tomarle la protesta de ley.

Enhorabuena al ministro Zaldívar, a quien nos sumamos con convicción, segura que su actuación será a la altura de los desafíos por venir y nuestro reconocimiento a la gestión del ministro Aguilar Morales, en la que destacó su impulso en favor de la igualdad de la mujer.

Así también en la Primera Sala se eligió presidente al ministro González Alcántara, en sustitución de la ministra Piña Hernández y, en la Segunda Sala al ministro Laynez Potisek, en relevo del ministro Medina Mora.

Culminó así un día de suma trascendencia para el país en un momento en que enfrenta fuertes cambios y grandes retos para el Poder Judicial, llamado a ser fiel de la balanza y punto de equilibrio entre los Poderes de la Unión.

Ministra de la SCJN

Nació en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas el 4 de enero de 1956. Es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de México, habiendo cursado la Especialidad en Derecho...

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN