Suscríbete

Reprobados, 34% de los policías municipales

Mil 379 no pasaron exámenes de confianza: reporte ; remiten a 20 agentes de Zihuatanejo a penal

En los últimos años, las policías municipales han sido señaladas por presuntos nexos con la delincuencia organizada. A las de Iguala, Taxco, Huitzuco y Cocula se les relaciona con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. (ARTURO DE DIOS PALMA)
Estados 20/05/2017 01:17 Arturo de Dios Palma Chilpancingo Actualizada 05:48

[email protected]

De los 4 mil 582 policías municipales de Guerrero, 34% no son confiables,  de acuerdo con una investigación del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

En el último reporte detalla que de los exámenes de control y confianza que se realizaron en las 81 policías municipales, mil 379 agentes no son aptos para estar en funciones.

Además, en la evaluación a 4 mil 50 agentes, aprobaron 2 mil 590 y mil 379 reprobaron. Mientras que 81 resultados de exámenes de control y confianza están siendo dictaminados.

En el informe del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública también están los resultados de los exámenes de control y confianza de la Policía Estatal y Ministerial. En el primer caso fueron evaluados 3 mil 842 agentes, de los cuales 3 mil 122 aprobaron los exámenes y 611 los reprobaron. En tanto que 109 están en proceso de dictaminación de resultado.

Mientras en la Policía Ministerial fueron evaluados mil 287; 852 aprobaron, 319 reprobaron y 116 aún no han sido dictaminados.

En el ojo del huracán. En los últimos años, las policías municipales han estado señaladas por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Según investigaciones de la PGR y del Grupo de Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), las policías de Iguala, Taxco, Huitzuco y Cocula colaboraron con el grupo criminal Guerreros Unidos,  en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Por este caso, hasta el momento las policías de Iguala y Taxco están desarmadas y sólo realizan funciones de apoyo. Incluso, los mandos de estas corporaciones están detenidos acusados de participar en la desaparición forzada de los normalistas.

En junio de 2016 fue detenido el director de la Policía Municipal de Taxco, Eruviel Salado Chávez, acusado de delincuencia organizada, secuestro y de haber participado en la desaparición de los normalistas. En Taxco, los agentes municipales dan servicio desarmados y este viernes fueron asesinados dos.

En octubre pasado fue detenido Felipe Flores, ex jefe de la Policía de Iguala, también acusado de la desaparición de los normalistas y por formar parte de Guerreros Unidos.
Otro caso es el de Chilapa. En 2014 el Grupo Coordinación Guerrero (GCG) destituyó al director de la Policía Municipal por no ser confiable y por presuntos vínculos con Los Rojos. Después de su salida de la corporación, Los Ardillos comenzaron una persecución en su contra: nueve de sus familiares fueron asesinados y cinco desaparecidos.

Otra policía que está desarmada es la de Teloloapan, donde hace 15 días el alcalde, Robell Urióstegui Patiño, huyó por una amenaza del crimen organizado.

En Acapulco piden moches. El pasado martes, elementos de las fuerzas federales y del estado detuvieron a 60 policías de Zihuatanejo; 40 fueron liberados al no comprobarles vínculos con la delincuencia organizada; sin embargo, se les detectó como no aptos por no aprobar los exámenes de control y confianza. Ayer, los 20 restantes fueron remitidos al penal de Acapulco, acusados de delincuencia organizada y por el uso de armas exclusivas del Ejército.

El vocero del GCG, Roberto Álvarez Heredia, dijo que operaban la policía, dirigidos por Juan “N”, El Cadete, a quien se le vincula con el grupo delictivo Los Viagras.

Este viernes, el gobierno de Acapulco informó que a 20 de sus agentes se les sigue un proceso administrativo después que el Ejército entregó hace 20 días videos del C4 donde aparecen pidiendo moches a los ciudadanos. 

Comentarios