Acusa Cadhac "retroceso" en derechos humanos con 'El Bronco'

La agrupación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos enumeró una serie de críticas al actual gobierno de Nuevo León
05/12/2016
20:36
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, Nuevo León
-A +A

Durante el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón se ha registrado un retroceso en atención a las víctimas de desaparición, a tal grado que las familias que se quedaron sin un sostén económico por dignidad prefirieron renunciar a un apoyo bimensual de una despensa que anteriormente se les otorgaba cada mes, y con el nuevo gobierno se les pretendía entregar cada dos meses y con menos productos básicos, afirmó Consuelo Morales Elizondo, coordinadora de la agrupación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac).

“Lo que hemos visto es que este año repunta la violencia, después que había disminuido en los dos años previos. Lo vemos con mucha preocupación, ya que hasta septiembre pasado habían ante la asociación civil 43 personas desaparecidas”, expresó.

Para Consuelo Morales lo más grave es que la Procuraduría de Justicia estatal, teniendo el equipo técnico capaz y un grupo especial para búsqueda inmediata, no está haciendo su labor.

“Me atrevo a decir que lamentablemente para el actual gobierno el tema de las personas desaparecidas, no ha han mostrado que sea un tema importante para ellos, pues el Grupo Especial de Búsqueda Inmediata que se hizo durante el anterior sexenio, con apoyo de expertos, de las familias, y de los mismos agentes investigadores y fiscales, se está dejando caer”, expresó Morales Elizondo.

“En este gobierno no hemos podido captar ni la capacidad técnica, ni la solidaridad o la capacidad y empatía con los familiares de las personas desparecidas y esto representa para nosotros una verdadera preocupación, porque como Cadhac creo que hemos fallado y lo digo con mucho dolor”, dijo la activista por los derechos humanos.

Y han fallado, reconoció, “porque pensando en que teníamos que dar oportunidad a que los nuevos funcionarios reaccionaran, a que conocieran, a que vieran, se nos ha pasado más de un año y no hemos empujado y avanzado”, para buscar y hacer justicia a las víctimas.

“Para mí no sólo no se avanzó, sino que retrocedimos, y Cadhac asume esta responsabilidad de haber esperado para que reaccionaran, y yo creo que ha sido algo muy grave de nuestra parte, no estamos dispuestos a seguir esperando”.

Comentó que la semana pasada se acercó una señora Justina, quien le dijo “hay hermanita, me puede ayudar a conseguir trabajo, es que no tenemos ni para comer, y tú le ves sus uñas todas negras por el cáncer, por la terapia, y así una señora que está hemipléjica desde hace años, y el Estado no se ha mostrado solidario ni asume su responsabilidad, ni la Comisión Estatal de Atención a Víctimas ha estado a la altura de las circunstancias, y nosotros tampoco y eso es muy grave”.

Expresó que no sólo en la cuestión de búsqueda, está peor la actuación de este gobierno encabezado por Rodríguez Calderón, sino también en algo tan básico como el apoyo alimentario, a algunas abuelas que se quedaron con la responsabilidad de alimentar a sus nietos ante la muerte o desaparición del padre o la madre, pues antes les daban una despensa chiquita cada mes “que les servía de algo”.

El nuevo gobierno decidió entregar ese apoyo más reducido y cada dos meses, por lo que las familias que apoya Cadhac, organizadas en el Grupo Amores, decidieron ya no recibirlas, porque iba contra la dignidad de las personas.

Señaló que igualmente han batallado mucho con la Secretaría de Educación, pues habían logrado hace años que los jóvenes que tuvieran padres, hermanos o familiares directos desaparecidos, pudieran entrar becados totalmente, pero con la Secretaría de Educación no lo han podido lograr “y eso que la educación es gratuita”.

El caso es que en Educación no tienen dinero para financiar becas de huérfanos, pero sí tienen para pagar el salario de empleados que trabajan en el gobierno y en la UANL, cobrando hasta tres sueldos.

Por eso dijo Morales, “nos tenemos que levantar fuerte”, para exigir justicia para las víctimas y que haya atención a los familiares que se quedaron sin un sostén económico.

Comentó que de enero de 2009 a septiembre de 2016, sólo ante Cadhac, se denunció la desaparición de mil 371personas, mil 006 de ellas en Nuevo León, y las demás principalmente en Tamaulipas.

Del total que desapareció en la entidad, solamente se han localizado 155 personas, por lo que faltan por encontrar 851 personas, de las cuales a través del apoyo de Cadhac, y con exigencia ante las autoridades, solamente se sigue buscando a 235 desaparecidos.

Hay 63 personas consignadas, y 22 sentenciados, entre los consignados hay 18 policías. Cuatro ministeriales que estaban presos por desaparición forzadas fueron declarados en libertad por una juez que señaló que el delito de desaparición forzada se tipificó en 2010, y el hecho imputado ocurrió en 2008, sin tomar en cuenta que se trata de un delito permanente y continuado.

En 2009 los primeros doce casos que se reportaron ante Cadhac, fue la desaparición de doce policías, “no entendíamos entonces por qué”, la cuestión es que las organizaciones policíacas estaban permeadas por la delincuencia y los elementos que se resistieron a ser cooptados, los desaparecieron o los asesinaron”, concluyó.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS