El Corchito, el lugar del agua cristalina

Manglares, fauna y aves exóticas son los atractivos del sitio; prevén superar la visita de 12 mil 500 personas a fin de año

El Corchito es una reserva ecológica protegida que recibe tanto a turistas mexicanos como extranjeros, quienes se maravillan con la naturaleza de los manglares y la fauna. (CUAUHTÉMOC MORENO. EL UNIVERSAL)
Estados 26/12/2016 01:24 Yazmín Rodríguez / Corresponsal Actualizada 05:23
Guardando favorito...

[email protected]

Progreso.— A unos cuantos kilómetros de este puerto, el principal de Yucatán, se encuentra el parador turístico de El Corchito, un sitio en donde la vegetación endémica compuesta por grandes árboles atípicos y fauna diversa como mapaches, reptiles y otras aves exóticas, son parte de su atractivo para propios y extraños.

El Corchito está situado a apenas a seis kilómetros del acceso principal del puerto, en la carretera Progreso-Chicxulub, donde luego de realizar un recorrido por lancha se puede ingresar a la zona ecológica en la que hay pequeñas y grandes palapas para que las familias puedan disfrutar de sus alimentos.

También se pueden apreciar grandes ojos de agua cristalina y muy parecida a la de los cenotes, con la diferencia de que ahí hay profundidad y se tiene conocimiento de los límites hasta donde se puede nadar, lo cual no ocurre en los cenotes tradicionales.

En este lugar, diversas familias, particularmente de otros estados de la República y del extranjero, acuden para admirar las bellezas naturales de los manglares y la fauna conformada por mapaches que deambulan entre el destino turístico, además de una variedad de aves exóticas.

El Corchito es una reserva ecológica protegida que se encuentra inmersa en la abundante vegetación, entre la ciénega y zonas de humedales de la franja costera de Yucatán.

Es administrada por el Patronato Cultur del gobierno del estado y para trasladarse solamente hay que pagar una cuota de recuperación de 35 pesos por persona.

Una familia proveniente de la Ciudad de México, entre ellos el señor Isaias Pérez Toledo, acompañado de su esposa y sus dos hijos, relataron que es la primera ocasión que visitan el estado y que en su hotel les recomendaron conocer El Corchito.

El padre de familia consideró que es importante cuidar la naturaleza y mostró asombro por la pureza del agua, lo cristalina que resulta, así como la vegetación y los animales que pueden observarse con libertad.

“Es un sitio recomendable para todo aquel que desee relajarse”, comentó.

De acuerdo con los reportes del Patonato Cultur que administra esta pequeña reserva, el año pasado visitaron El Corchito, poco más de 12 mil 500 personas y se espera que al cierre del 2016, esa cifra se supere.

Temas Relacionados
VACACIONES POR LOS ESTADOS
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios