Suscríbete

EZLN llama a la unidad con el pueblo yaqui

Gobernadora pide mantener diálogo; pone filtros para evitar el ingreso de armas

FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Estados 26/10/2016 01:21 Amalia Escobar / Corresponsal Actualizada 01:21

Loma de Bácum.— Con una idiosincrasia compleja, la tribu yaqui —conocida como una de las más fuertes y guerreras del país— se encuentra en cisma desde hace unos meses: un gasoducto que cruzará por sus tierras ha generado discordia entre ocho pueblos yaquis y 17 gobernadores, pues no han logrado llegar a un consenso sobre el megaproyecto.

En Vícam hay un gobernador consagrado, que es elegido el 12 de diciembre en el recinto oficial histórico; el 6 de enero, el Consejo de Ancianos le entrega el bastón de mando; además, hay cuatro duales que se autonombran o tienen el respaldo de un menor número de población.

De la misma forma, Pótam tiene un tradicional y tres duales; Loma de Guamúchil, un consagrado y un dual; Loma de Bácum, un consagrado; Belem, un consagrado; Tórim, un consagrado; Rahum, un consagrado y Huiviris, un consagrado.

La división que existe en su propio sistema de gobierno dificulta negociar beneficios o construcciones para el interior de la etnia.

La empresa constructora del gasoducto logró firmas con gobernadores consagrados y duales, pero no consiguió la aprobación en Loma de Bácum, que en lugar de aceptar se amparó contra la obra y logró que una juez de Ciudad Obregón le diera la razón: de ahí que 15 kilómetros de la obra —de 90 que cruzan por la reserva— se encuentren paralizados.

La empresa Gasoducto de Aguaprieta, subsidiaria de Infraestructura Enérgetica Nova (Ienova) se propuso continuar y pagó 300 pesos diarios a 600 personas de otros pueblos yaquis para que custodiaran la obra y permitieran los trabajos.

Debido a esto los habitantes opositores al megaproyecto se enfrentaron con sus hermanos de raza.

Serie de atropellos. De acuerdo con cifras oficiales, el 21 de octubre se suscitó una trifulca masiva en la que participaron 400 personas y dejó un saldo de una persona muerta, ocho heridos y 13 vehículos incendiados.

El comisionado para la Defensa de la Tierra, el Agua y los Derechos Humanos de la tribu yaqui, Teódulo Gónzalez López, expresó que la empresa no sólo viola la decisión de una juez federal, también ha cometido una serie de atropellos contra la tribu, como daños materiales a casas, parcelas, el cerro Boca Abierta, arroyos y zanjas, además de que han provocado deforestación y cortado plantas medicinales, de pastoreo; también han generado daño ambiental, social, cultural y cosmogónico.

Además, dijo, hay pueblos en los que el gasoducto se encuentra a menos de un kilómetro, por lo que un accidente, como una explosión, podría afectar la zona donde se asientan alrededor de 35 mil yaquis.

Respaldan lucha. Gónzalez Lópezdestacó el apoyo brindado por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); incluso, aseguró que “una vez más el subcomandante Marcos está con la etnia”.

En un comunicado, el EZLN externó: “Repudiamos la confrontación y la discordia que los malos gobiernos y sus capataces: las empresas nacionales y extranjeras, promueven y siembran en las comunidades con la ambición de quedarse con el gas, el agua y los minerales del territorio yaqui, para lo cual los poderosos fomentan la división como una herramienta para imponer la muerte y la destrucción sobre nuestros territorios, porque para ellos sólo significamos más poder y más dinero.

“Como pueblos, naciones y tribus del Congreso Nacional Indígena, así como pueblos zapatistas, saludamos la defensa del territorio de la tribu yaqui y llamamos a la unidad ante un enemigo que es uno solo y que va por todo lo que como pueblos tenemos y que hace posible nuestra organización colectiva, nuestra historia, nuestra lengua y nuestra vida”.

El documento hace un llamado a la sociedad civil nacional e internacional, a los pueblos originarios y a los medios libres de comunicación a estar atentos y a ser exigentes del respeto que merecen los pueblos indígenas en su organización autónoma y libre determinación.

Gobierno advierte de intereses ajenos. Ante este síntoma de alerta, la gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano, expresó: “Hay que estar atentos de todo, no hay que permitir que intereses ajenos a ellos y a lo que ellos desean se interpongan en el bienestar de su comunidad”.

Conminó a los miembros de la etnia al diálogo. “Es lo que tiene que llevarse a cabo para que esta obra se vea o no terminada, a nosotros lo que nos interesa es que se mantenga la paz”, aseguró la mandataria y subrayó: “Les hago un llamado a mantenerse unidos, mediante el diálogo y los argumentos, así como mediante sus usos y costumbres para que lleguen a los acuerdos que se requieren”. La construcción del gasoducto es de una empresa privada y no está a cargo del Estado, aclaró.

Destacó que se han tomado acciones preventivas por parte de las dependencias de seguridad del estado y la federación, como son filtros para evitar el ingreso de armamento no permitido a las comunidades.

En tanto, el día 24 de octubre se nombró un fiscal especial para que investigue los hechos violentos que se suscitaron el 21 de octubre en Loma de Bácum, cuando falleció una persona.

Temas Relacionados
EZLN

Comentarios