Rapan a presunta ladrona

Difunden video en redes sociales, se ve a tres hombres agrediendo a la mujer; Procuraduría de Derechos Humanos en el estado inicia una investigación

La grabación muestra a un hombre que sujeta a la señora, otro le quita su bolsa y uno más le corta el pelo y le propina una bofetada (TOMADA DE INTERNET)
Estados 13/10/2016 01:07 Xóchitl Álvarez / Corresponsal Actualizada 10:57
Guardando favorito...

[email protected]

León.— Una mujer a la que presuntamente sorprendieron robando ropa en el tianguis de la colonia San Juan Bosco, que se instala todos los martes al poniente de la ciudad, fue humillada, golpeada, rapada y atada por al menos tres hombres.

En dos videos subidos a las redes sociales, se ve que un hombre le corta el pelo a la mujer y le propina una bofetada, mientras otro la sujeta de las manos por la espalda y otro más le quita su bolsa y la hurga. También se escucha que la señora suplica ayuda y pide que la dejen ir.

El director de Averiguaciones Previas de la Subprocuraduría de Justicia Región “A”, Ignacio Pérez Ruiz, informó que la mujer identificada como María del Carmen “N”, de 47 años, se encuentra a disposición del Ministerio Público acusada del robo de 27 pantalones. Explicó que a las 17:00 horas del martes elementos municipales se trasladaron a las calles Sevilla y Vizcaya, de la colonia San Juan Bosco, donde se entrevistaron con el denunciante, quien entregó a la mujer que “momentos antes sustrajo de su puesto de tianguis varias prendas”.

El fiscal no abundó sobre la violencia que se ejerció en su contra ni de los hombres que la agredieron, sólo dijo que se integra una carpeta de investigación y en las siguientes horas determinará su situación jurídica.

La Procuraduría de Derechos Humanos del Estado inició una investigación y, hasta la tarde de ayer, el ómbudsman estatal, Gustavo Rodríguez Junquera, analizaba el hecho con autoridades de Seguridad para emitir un posicionamiento.

Jesús Téllez, líder de comerciantes de la Línea de fuego, que representa 60 de 200 tianguis de la ciudad, desaprobó el trato a la mujer porque, dijo, lo que procedía era detenerla y entregarla a las autoridades, “no se debe hacer justicia por propia mano”.

Afirmó que no se tiene la certeza de que el hombre que le corta el cabello a la mujer sea comerciante, porque no lo han logrado identificar.

En una de las grabaciones aparecen varias personas, unas observan y otras graban con su celular al comerciante que lleva las tijeras, jala del cabello a la señora y se lo corta, a la vez que la jalonea. “¡¿Cada semanita hija?!”, le espeta molesto el comerciante.

A la mujer de complexión robusta se le aprecia descalza del pie derecho y con sangre en la nariz, en el momento en que un sujeto le quita su bolsa y el de las tijeras la somete e insulta.

“¡Chécale que traiga una credencial, un domicilio o algo!”, ordena una mujer fuera de la imagen. “¡Eh!, ¡eh!, ¡cada semanita hija, cada semanita!, ¡cállate hija de tu puta perra madre!”, dice el hombre que la rapa y le propina una fuerte cachetada en el momento que ésta dice unas palabras. “¡Ya déjala Gustavo!”, indica otra voz.

Enseguida el hombre que la trasquiló la jala y se le lleva para la parte trasera de los puestos.

Tras uno de los negocios, ya sin las tijeras, el hombre avienta a la supuesta ladrona, le amarra un lazo a la cintura y la coloca contra una pared.

“¡Ayúdenme por favor, me quiere matar!, ¡Ayúdenme por favor, me quieren matar!”, suplica la detenida. “Verdad de Dios que yo no fui, no vuelvo a venir, te lo juro que no, nunca vuelvo a venir, pero no me hagan nada... Por favor no, nunca vuelvo a venir, te lo juro por Dios”, expresa.

A las preguntas insistentes de dos hombres, dice que iba con tres personas más que corrieron. Mientras los hombres la interrogan, un hombre de ropa oscura, con apariencia de policía, aparece solicitando una patrulla. La mujer se acerca a éste y desaparece el hombre que la trasquiló.

“¿Va a presentar denuncia en el Ministerio Público?”, le preguntan a la señora, a lo que ésta responde: “Yo no los denuncio, 'nomás' que no me hagan nada, que me dejen ir”.

La grabación, que fue compartida en Facebook por el usuario Camote Loko, generó indignación en las redes sociales.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios