Suscríbete

El último vuelo de Aerosmith

Tuvieron que pasar más de tres años para que el grupo estadounidense Aerosmith regresara a la Ciudad de México y lo hiciera en lo que quizá sea su último show en el país

A sus 68 años, Steven Tyler derrochó toda su energía en una Arena llena (FOTOS: VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 28/10/2016 03:48 Ariel León Actualizada 07:48

[email protected]

Tuvieron que pasar más de tres años para que el grupo estadounidense Aerosmith regresara a la Ciudad de México y lo hiciera en lo que quizá sea su último show en el país.

En junio pasado, la banda anunció que en 2017 comenzará su gira del adiós y es posible que a México no vuelva más; por ello, este jueves por la noche la Arena Ciudad de México albergó a la agrupación durante casi dos horas en las que la banda rememoró sus grandes éxitos.

Pasadas las 21:00 horas, Steven Tyler y compañía salieron al escenario que para esta ocasión lucía abarrotado.

En el escenario lucían dos grandes logos del nombre de la banda, uno al fondo y el otro sobre el entarimado.

El recorrido de la noche comenzó con temas como “Toys in the attic”, “Love in an elevator” y “Cryin”, que lograron que los asistentes se transportaran a la década de los 90 y revivieran aquella época.

Las canas en la larga cabellera de Tyler reflejaban el pasar de los años, pero cada una de sus interpretaciones reflejaban lo contrario: una gran vitalidad y entusiasmo.

Contrariamente a lo que algunos esperaban, temas como “Eat the rich”, “Last child” y “Crazy” no fueron las últimas canciones que tocó el grupo, de hecho, fueron apenas el tentempié de una frenética velada.

Fueron 17 temas los que el grupo tocó en esta ocasión, entre ellos “Livin on the edge” y “Rats in the cellar”, estas dos últimas en las que Joe Perry demostró su virtuosismo con la guitarra, mientras Tyler recorrió desenfrenado la pista o pasarela que se dispuso en medio del público.

Uno de los temas más coreados de la noche fue “I don’t want to miss a thing”, en la que incluso algunos asistentes no dudaron en abrazar emocionados a sus parejas. Los encendedores y las luces de los teléfonos móviles acompañaron el momento.

“Gracias por estar siempre México, los queremos", dijo Steven, quien junto a su banda ha logrado vender más 150 millones de álbumes en el mundo.

Rumbo a la recta final del show, la banda interpretó el clásico del cuarteto de Liverpool, The Beatles “Come together”, tras el cual la energía de la gente volvió a elevarse.

Pero Aerosmith no podía irse sin interpretar “Wall this way”, “Dream on” y finalmente “Sweet emotion”.

Tyler agradeció a los fanáticos mexicanos su fidelidad: “Siempre los tenemos presentes y por ello no podíamos dejar de estar aquí”.

Afuera, incluso avanzado el concierto, decenas de personas aún buscaban boleto para entrar a una Arena Ciudad de México abarrotada y por la que ofrecían entradas en reventa en 3 mil pesos.

Temas Relacionados
Aerosmith

Comentarios