¡Viva Acapulco!, grita Silvia Pinal

Recibió un homenaje en el puerto en el que, recuerda, se refugió para recuperarse de su divorcio de Enrique Guzmán

Espectáculos 11/04/2016 01:35 Acapulco Nadia Juárez / Clínica de Periodismo Actualizada 01:36

Silvia Pinal,  la última diva del espectáculo en México, es una amante de Acapulco. Fue el  lugar  que fue testigo de su primer beso y fue también donde vivió momentos inolvidables en su infancia, en particular un  columpio del Hotel Pericos. En el puerto disfrutaba del esquí acuático y fue el lugar  que vio  crecer a sus hijos, ya que aquí construyó  una casa.  “Enrique Guzmán me había regalado un terreno en Acapulco — recuerda— y me encargué de todo, hasta de los planos de la casa”. 

Ese hogar  la alojó en momentos difíciles y sirvió  de consuelo y apoyo. 

“Me escondí el tiempo suficiente para recuperarme, al menos físicamente, de la separación de Enrique. No me llevé a los niños porque me habría acusado de rapto. Al final (Guzmán) supo que estaba en Acapulco, fue a buscarme con todo y guaruras”. 

Así  lo cuenta en su libro Esta soy yo y lo revivió el sábado, durante el homenaje que se le rindió en el puerto y que se aprovechó para nombrarla Embajadora de la paz. 

En el homenaje se demostró que Silvia Pinal es una mujer muy querida  por artistas y políticos, quienes se expresan de ella, dicen,  de la única manera que pueden  hacerlo, con respeto y admiración. Bastaría recordar, además, que artistas como Diego Rivera dijo al  concluir su célebre retrato: “quiero expresar mi profunda admiración por la inteligencia,  la sensualidad aguda y exquisita frescura  de Silvia Pinal, es sin duda la modelo más excepcional que he tenido”.

En el acto, convocado por el gobierno de Guerrero, el actor Roberto D' Amico fue encargado de recordar las opiniones que sobre Silvia Pinal han hecho algunas personalidades del ambiente del espectáculo y la pólítica. 

Se aprovechó además para presentar el libro Esta soy, autobiografía en la que también se incluyen algunas citas. 

El historiador del cine mexicano Emilio García Riera dijo, por ejemplo: “Pinal es la expresión más interesante y exquisita del sexy mexicano y es además una mezcla perfecta de belleza sensualidad, naturalidad, energía y elegancia”. 

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de la literatura, confesó: “Creo que entre  todas las actrices que han encarnado a mi Señorita de Tacna (obra de teatro) prefiero  a Silvia Pinal.

El cienasta español Luis Buñuel decía que Silvia Pinal expresa lo mismo  “pureza e indecencia”.

Y el fallecido político Luis Donaldo Colosio en una reunión en la que convocó a diferentes artistas del espectáculo dijo: “Ustedes tienen a la señora Silvia Pinal”.

El Secretario de fomento turístico de Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona, se mostró orgulloso de que la actriz sea  parte importante de Guerrero y especialmente de Acapulco.   “No se puede pensar o hablar de Acapulco si no piensas en Silvia Pinal y no puedes hablar de Silvia Pinal si no tienes en la mente y el corazón a Acapulco”.

En el evento   le fue entregado a la Señora Silvia Pinal, de manos de Mercedes Calvo de Astudillo, directora del DIF de Guerrero, la presea Embajadora de La Paz.  “Silvia es una mujer triunfadora y encantadora, llena de amor. Guerrero la lleva en corazón”, dijo la funcionaria. 

Al presenciar tal muestra de cariño  Pinal, con lágrimas de emoción se mostró agradecida y lo expresó diciendo “Viva Acapulco”.  

Fue así como  la estrella  Silvia Pinal brilló en Acapulco. 

Temas Relacionados
silvia pinal

Comentarios