Apellidos que pesan

Espectáculos 24/08/2015 00:00 Sughey Baños Actualizada 11:44

Parientes de María Félix, Cantinflas y El Caballo Rojas narran su camino en los escenarios

[email protected]

Lo que se hereda no se hurta. Y ellos lo están demostrando dando pasos firmes dentro del mundo del espectáculo, donde el apellido que llevan tiene ya un peso y al cual deben hacer honores con méritos propios.

Así pasa con María del Carmen Félix, sobrina de María Félix, y Mario Moreno del Moral, nieto de Cantinflas, y con Luz Edith Rojas, hija de El Caballo Rojas; Archie Balardi, hijo del comediante Tony Balardi, y Camila Ibarra, hija del productor Epigmenio Ibarra.

“El nombre pesa, muchas veces va a ser de ‘¡ah! es nieto de alguien!’, pero desde que empecé he tratado de luchar por ser yo, de hacer mi propio nombre, está difícil pero se puede. No por tener un apellido igual que otra persona de tu familia quiere decir que vas a tener las puertas abiertas, luchamos igual que todos”, señaló el actor y cineasta Mario Moreno.

Convivió muy poco con La Doña, por eso María del Carmen no tomó conciencia de la importancia de ser una Félix, hasta que inició su andar primero como concursante en certámenes de belleza y después en la actuación, cuando la bombardeaban con preguntas sobre su famosa tía y no sobre su labor en el escenario.

“Ya lo vivo con mucho gozo, llevar un apellido como el de María Félix siempre honra. Ahora que los personajes hacen que te asientes como ser humano, que los medios, la gente y los compañeros te ven trabajando y ya dicen: ‘sí trae madera’”.

“Eso sirve mucho para que uno se relaje y diga: ‘pues sí, está el apellido, tal vez salgan algunos gestos’, pero el trabajo es lo que finalmente habla”, cuenta la descendiente de La Félix.

Luz Edith Rojas sonríe y cuenta que era difícil negar de quién era hija, porque no sólo heredó el humor pícaro de su padre Alberto Rojas, sino también algo de su físico y que le hizo vivir desde muy temprana edad las burlas de la gente, algo que no hizo gran mella en ella, todo lo contrario.

“Me toca mucho trabajo, prepararme como lo he venido haciendo; cuando estoy en el escenario, entregarme como lo hace mi papá y si me comparan o no, para mí sería mejor que comenten: ‘trabaja igual que su papá’, ojalá lo pueda lograr y también conectar con la gente como mi papá lo hace”, comentó Luz, quien también es cantante.

Comentarios