Downton Abbey: el principio del fin
14 | NOV | 2019
familia Crawley y la majestuosa residencia afrontan los inevitables cambios que el siglo XX trae consigo. (FILM& ARTS)

Downton Abbey: el principio del fin

06/03/2016
00:04
Erika Monroy
-A +A
La producción inglesa sobre nobles y sirvientes marcó uno de los éxitos más importantes para la tv del Reino Unido

[email protected]

Hugh Bonneville se pasó cinco años siendo un conde en un castillo.

“Creo que soy mejor al saber qué cuchillo y tenedor usar y tal vez no comer mis guisantes con tenedor y cuchillo. Otra cosa que he aprendido, que no es necesario estar en contacto constante con el mundo exterior. En nuestra época que estamos pegados a nuestros dispositivos para ver lo que está sucediendo ahora, ahora, ahora”, dice el actor británico, quien fue uno de los protagonistas de Downton Abbey.

Tras seis temporadas y más de 50 capítulos, la historia de los nobles y sus sirvientes en un mundo donde los cambios redefinen la sociedad tal como se la conocía llega a su fin.

Hoy inicia la temporada final a las 21:00 horas por Film&Arts.

Con más de 27 nominaciones a los premios Emmy la producción inglesa marcó uno de los éxitos más importantes para la televisión del Reino Unido después de Doctor Who.

Para la sexta temporada, la familia Crawley y la majestuosa residencia afrontan los inevitables cambios que el siglo XX trae consigo en un mundo que avanza rápidamente. Los secretos amenazan la unidad familiar, mientras que los fieles empleados navegan por los cambios sociales que podrían poner en peligro su futuro.

“De la serie siempre me gustó el hecho de que, en otras manos, el señor de la casa sería un mal tipo de bigote que se limita a chupar la sangre de su personal y de sus bienes y funcionando todo enteramente para sus propios fines egoístas”, agrega el actor de 53 años.

Inicialmente la serie terminaría en su quinta temporada, sin embargo, el equipo de producción consideró que quedaban muchos cabos sueltos en la trama. De esta forma con nueve capítulos se cierra el ciclo de la serie.

“Se siente como que hemos tenido un trocito más de la torta y que no queremos comer demasiado”, comenta Bonneville.

Downton Abbey fue creada por el ganador del Oscar, Julian Fellowes (Gosford Park, The young Victoria) y acompaña durante 12 años el ocaso de la vida aristocrática de una familia inglesa y sus empleados. Maggie Smith encabezó el elenco como Violet Crawley y el resto de la familia la componen Hugh Bonneville (Robert Crawley, conde de Grantham), Elizabeth McGovern (Cora Crawley, Condesa de Grantham), Michelle Dockery (Mary Crawley), Laura Carmichael (Edith Crawley) y Alan Leech (Tom Branson).

El cuerpo de sirvientes estuvo comandado por Jim Carter como el mayordomo Charles Carson y por Phyllis Logan como Mrs. Hughes, ama de llaves. También están Joanne Froggatt (Anna Bates), Brendan Coyle (John Bates), Rob James-Collier (Thomas Barrow), Lesley Nicol (Mrs. Pattmore) y Sophie McShera (Daisy Moon).

Como cualquier buena intriga, varios personajes entraron y salieron, los invitados también fueron importantes para la historia. Bonneville tiene muy claro a quiénes extrañará de ellos.

“¡Oh Dios mío!, probablemente Isis el perro. Finalmente nos habíamos convertido en buenos amigos. Por supuesto que todos perdimos a Jessica Brown Findlay, Dan Stevens, Siobhan Finneran y Rose Leslie. Todos ellos han sido parte de la familia y aún son muy especiales. Hemos tenido algunos fantásticos artistas invitados. Ha sido una especie adecuada de la experiencia familiar y lo bueno de la familia es que siempre eres pariente”, agrega.

En los capítulos finales se conocerá un secreto del pasado de Mary volverá para atormentarla y pondrá a prueba su capacidad para salir airosa, fiel a su estilo.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios