¿Qué desea México para 2018?

Editorial EL UNIVERSAL

Golpeado por huracanes, terremotos, violencia, sacudidas financieras, problemas económicos e incertidumbre política, México termina un ciclo de 365 días desafortunadamente con más sinsabores que satisfacciones. Ante los fenómenos de la naturaleza poco se puede hacer, más que seguir ampliando la cultura de la prevención y la protección civil; pero ante el resto de los problemas hubo omisiones, falta de voluntad e incapacidad de las autoridades que de haberse resuelto pudieron haber dibujado un panorama mejor.

En este último día de 2017, EL UNIVERSAL se acerca a 16 habitantes de la capital del país, que encuentran en sus calles un sitio para laborar, estudiar o vivir. Ellos hacen un diagnóstico de lo que representó el año que se va y lo que esperan del año entrante. Son 16 puntos de vista que por extensión pueden representar el sentir de 80% de los mexicanos, aquellos que habitan en zonas urbanas.

La constante en las respuestas es el tema económico. El tema del bienestar en los bolsillos es un asunto que lleva años pendiente para la mayoría de la población. La inflación, mucho tiempo bajo control, este 2017 terminará en índices de casi 7% prácticamente el doble de lo que se registró en 2016. Además de las alzas en productos de la canasta básica, los incrementos en los combustibles (gasolina y gas LP) representaron un detonador de la carestía, pues repercuten en el costo de otros artículos y servicios.

Para el año que está por iniciar los entrevistados desean una mejor remuneración y sobresale también el interés por conservar o encontrar un mejor empleo. Aunque las cifras de creación de puestos de trabajo son festinadas con amplitud, expertos y analistas refieren que en el país prevalecen los bajos salarios. De acuerdo, con datos del Inegi, más de 20 millones de personas ganan apenas 5 mil pesos mensuales.

La violencia no estuvo ausente de los comentarios y de los deseos para que la situación sea diferente en 2018. A la población le preocupan de manera especial las agresiones contra las mujeres. El país termina el año con un promedio diario de poco más de 6 mujeres asesinadas.

El recuento que hacen de 2017 es poco halagador, pero consideran que si prevalece la solidaridad que afloró durante los sismos de septiembre, la situación del país puede ser distinta.

Con palabras sencillas y sin grandes análisis, los dichos de la gente retratan de manera precisa los problemas que vive el país. Los gobernantes y aspirantes a algún cargo público no requieren profundas investigaciones para conocer lo que requiere la ciudadanía... si tan solo estuvieran más cercanos a la población.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios