18 | MAR | 2019
Desciende desde la parte más alta del horno a 70 metros de altura. (Foto: Cortesia Ibó)
Desciende desde la parte más alta del horno a 70 metros de altura. (Foto: Cortesia Ibó)

Despierta al monstruo norteño

04/01/2017
07:30
Viridiana Ramírez
-A +A
El Horno No. 3 es Monumento Artístico Nacional y un escenario para emprender una aventura en tirolesas

[email protected]

 

Esa gigantesca estructura de metal, que alcanza los 70 metros de altura, forma parte del Parque Fundidora, en Monterrey, un homenaje a la bonanza siderúrgica que tuvo el estado por 86 años.

Después de estar dormido por varios años, el Horno Alto No. 3 despertó convertido en un museo interactivo de ciencia y tecnología donde las actividades van más allá de ver fluir el acero.

 

1. Explotando la mina. Esta exhibición se encuentra en la Galería de Acero. Permite a los visitantes descender 200 metros hasta llegar a una mina de carbón.
Testimonios de ex trabajadores narran el proceso de extracción y después es posible hacer "explotar" una mina a cielo abierto.

2. Paseo por la cima. Realiza una caminata por las cabinas abiertas que rodean la "piel" del Horno No. 3. Este ascenso es a través de una pasarela de rejillas sobre el sistema de estufas, que te permite alcanzar una altura de 40 metros. Desde las plataformas se puede obtener una panorámica de las Sierra Madre y el Cerro de la Silla.

3. Casa de la Tierra. En esta galería se realiza una proyección en tercera dimensión de nuestro planeta. Apoyados por la información diaria que proporcionan los satélites de la NASA, se observan fenómenos meteorológicos, corrientes marinas y terremotos.

4. Show del horno. En la Casa de Vaciados se brinda la oportunidad de ver un horno alto en acción, con efectos de vapor, humo, chispas y fuego. Después de la proyección de un documental, la maquinaria hace fluir litros de acero.

5. Tirolesa. Ibó Centro de Aventura opera este recorrido que consiste en descender desde la parte más alta del horno, 70 metros, a través de seis tirolesas, tres rapeles y un puente colgante. La finalidad es reflexionar sobre los peligros a los que está expuesto el trabajador de un horno alto.
Costo: 390 pesos, recorrido completo. Se debe reservar con anticipación, ya que el museo no opera la actividad. www.ibo.com.mx

6. El Lingote. Ubicado en una terraza con vista a la Sierra Madre, es un concepto gastronómico-cosmopolita-urbano que fusiona varias cocinas del mundo para crear una sola sazón. Las comidas y cenas van acompañadas de una cuidadosa selección de vinos para un maridaje perfecto. Abierto de martes a domingo, a partir de las 13 horas y hasta la medianoche.

7. Souvenir. La tienda del museo, además de ofrecer esculturas y joyería trabajada 100% en metal y garantizadas como piezas únicas, brinda a sus clientes la oportunidad de grabar su propio lingote.

8. Reconocimientos. En 2009 fue nombrado Monumento Artístico Nacional por el Instituto Nacional de Bellas Artes, la mayor distinción cultural de nuestro país. Con este reconocimiento la estructura queda protegida por la Nación, para salvarla de daños provocados por personas y el paso del tiempo.
Entró a la lista de World Monuments Watch, programa bienal que crea conciencia sobre la importancia histórica y arquitectura de monumentos mundiales.

 

Entrada

100 pesos para adultos y 60, para niños. Paseo nocturno por la cima: 50 pesos

www.horno3.org

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios