Guía para no comportarse como “gañán” en Corea del Sur

Que no te vean feo. Sigue este rápido manual de buenos modales

Los viajeros  son bien recibidos pues el turismo  es  una importante actividad económica. (Foto: República de Corea)
Los viajeros son bien recibidos pues el turismo es una importante actividad económica. (Foto: República de Corea)
Destinos 18/01/2016 00:15 Diana Briseño Actualizada 00:15

Más Información

[email protected]

Corea del Sur ofrece a los turistas  la vibrante vida de las grandes ciudades, como Seúl, mezclada con antiguas tradiciones y modales que se conservan desde hace siglos. Aquí te damos algunas recomendaciones para que no seas “mal educado”, si visitas la tierra del K-Pop. Gabriela Suárez, experta en el Medio y Lejano Oriente, de la agencia de viajes JuliáTours, las comparte.

Las propinas son una preocupación menos. Los prestadores de servicios están conscientes  de que estás pagando por ello, así que  el precio estipulado  es suficiente. Si das una gratificación adicional se pueden sentir ofendidos y te seguirán para regresarte el dinero.

Considera que son muy respetuosos de las jerarquías, ya sea por edad o por un cargo de autoridad. Cuando saludan a alguien la inclinación es mayor proporcionalmente a los años de diferencia o al rango de quien saludan.

Olvida las efusivas bienvenidas con abrazo y beso cuando te presentan a alguien; lo toman  como una invasión a su espacio vital. Un apretón de manos y una reverencia son lo más conveniente.

Las demostraciones de afecto en público son mal vistas. Si eres de los que no puede evitar besar  a su pareja  todo el tiempo, probablemente este no es el destino para ti. Si acaso, está permitido moralmente que se tomen de la mano en la calle. Son más comprensivos cuando los turistas se abrazan, pero besarse, de ninguna manera.

Tampoco es aceptado que comas en la calle, a menos que sea una zona de alimentos. Y, si tienes que sonarte la nariz, busca un lugar  privado.

Son muy puntuales y siempre esperan que digas “por favor” y “gracias”.

Si te invitan a una casa no olvides quitarte los zapatos antes de entrar. Esto se debe a    que, tradicionalmente, las personas comen y duermen en el piso, por lo que debe  mantenerse lo más limpio posible. Hay quienes creen que es para dejar las malas  vibraciones del exterior fuera de casa.

Cuando llegue la hora de comer, es muy importante que esperes a que alguien más te sirva  tanto la bebida como los alimentos. Generalmente los más jóvenes atienden a quien es de mayor edad. Si no sabes a quien pedírselo llama a un mesero. La cuenta la paga el más viejo.

A la hora de ordenar asegúrate de pedir tus alimentos cocidos ya que mucha de su gastronomía consta de ingredientes crudos. Practica el uso de los palillos porque no hay cubiertos.

La experta nos da, además, algunas recomendaciones si estás pensando en aventurarte a Corea del Sur. Las mejores temporadas del año para visitarla son la primavera, cuando  los paisajes están cubiertos por cerezos en flor,  y el otoño, debido a que  el clima es más agradable (alrededor de los 15°C) y los follajes de los árboles se tiñen de diversos tonos de rojo, naranja y amarillo.

Lleva suficientes dólares para cambiarlos por la moneda local: el won. Un peso equivale aproximadamente a 68 wons. No hay casas de cambio, así que tienes que dirigirte a un banco, y solo abren de lunes a viernes. Además, los mexicanos no necesitamos visa ni vacunas especiales para visitar el país.

Temas Relacionados
Corea del Sur Corea modales

Comentarios

 

Video