X

Un bosque de cuento

Recorridos cargados de actividades y paisajes. (Foto: Cortesía Expediciones SIerra Norte)
Destinos 29/11/2015 00:05 Diana Briseño Actualizada 10:38
Guardando favorito...

Espera a ver los amaneceres cargados de neblina

Los amaneceres se cubren de nubes en la sierra de Oaxaca. Pequeños poblados con menos de un millar de habitantes han hecho de sus frondosos bosques, un paraíso para recorrer parajes poco explorados.

ENTRE LAS NUBES
Expediciones Sierra Norte es una empresa que trabaja con seis de los llamados pueblos mancomunados de la zona. El más cercano a la capital oaxaqueña es Benito Juárez, a menos de dos horas de camino y a 3 mil metros sobre el nivel del mar (esto significa que hay que irse preparado para el frío). Por las mañanas un manto de neblina con cierto aspecto misterioso hace desaparecer de la vista encinos, madroños y pinos con más de 30 metros de alto.

Un puente colgante entre las peñas, de más de 150 metros de largo, se tambalea cada vez que alguien lo atraviesa. Es uno de los lugares preferidos para tomar fotografías.

Los madrugadores se unen a las caminatas que duran un par de horas. Inician antes de las seis de la mañana. Llegan a un mirador natural en la punta de un cerro. Ahí se domina la región: un cielo anaranjado y las nubes aborregadas que acarician la copa de los árboles. En días despejados se alcanza a ver el Pico de Orizaba. Sí, aunque resulte difícil de creer, el volcán que comparten Veracruz y Puebla está a más de 400 kilómetros de distancia.

Los viajeros aguerridos llegan a la cima para iniciar un circuito de tirolesas que, en conjunto, suman 300 metros de recorrido. Se deslizan en cables de acero, colgados de un arnés, sobre un precipicio de 80 metros de altura.

Para disfrutar de la sierra, no es necesario soltar adrenalina todo el tiempo. En el centro ecoturístico, una cocinera de 90 años enseña a los visitantes a preparar mole negro. En la granja autosustentable también son bien recibidos para ayudar en las labores del día y por la noche se organizan cenas con los habitantes del pueblo.

CAMINOS SINUOSOS
En Llano Grande, otro pueblo mancomunado, a 66 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, se trazaron rutas para los amantes de la pedaleada de todos los niveles. Desde amplios caminos hasta senderos “single track” para quienes dominan las curvas, los baches, topes naturales y espacios reducidos. A los ciclistas se les presta el equipo y van acompañados de un guía.

Para pasar la noche hay una cabaña tipo hostal, buena opción para hacer nuevos amigos, y cabañas individuales para los que prefieran privacidad. Los pobladores las catalogan como hospedaje “mil estrellas” debido a la vista nocturna con cielos despejados. La aventura continúa a la hora de la comida. La gastronomía local incluye una gran variedad de platillos con hongos, de los que se han descubierto 40 variedades comestibles.

Cómo llegar. ADO te lleva del DF a Oaxaca. Tarifas desde mil 164 pesos. Viaje redondo.

Recorridos. Reserva con la operadora Expediciones Sierra Norte. Ellos te transportan a la sierra desde la ciudad de Oaxaca. sierranorte.org.mx

Temas Relacionados
Oaxaca
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones