Suscríbete

Mexicanos, inadvertidos

Eder Sánchez fue el mejor en el Mundial al concluir en el sitio 16 de los 20km de marcha

Eder Sánchez registró 1:21.56 horas en la prueba; el ganador 1:19.14 (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 23/08/2015 00:55 Agencias Actualizada 02:30

Beijing.— Los andarines mexicanos no lograron dar la campanada en la prueba de los 20 kilómetros del Campeonato Mundial de Atletismo que se realiza en Beijing, China.

E   der Sánchez (1:21.56), Horacio Nava (1:24.40) y Julio César Salazar (1:24.58) se ubicaron en los sitios 16, 29 y 32 respectivamente; lejos de los tres primeros lugares ocupados por Miguel Ángel López, de España; Zhen Wang, de China y Benjamin Thorne, de Canadá.

Un mes después de su participación en los Juegos Panamericanos de Toronto, los marchistas nacionales se presentaron en el Mundial con la esperanza de sumar una presea para la delegación tricolor.

Eder, ganador de bronce en la justa del orbe de 2009 en Berlín, y Horacio, tercer lugar en tierras canadienses en 50 kilómetros, se mantuvieron con el equipo puntero durante los primeros kilómetros de la competencia. Sin embargo, conforme avanzaban kilómetros se rezagaron de los líderes.

López, en tanto, le dio a España su primer oro en un Mundial de Atletismo desde 2009.

El competidor, de 27 años, y quien ganó la medalla de bronce en Moscú 2013, se impuso en la capital china con un tiempo de 1:19:14 horas por delante del chino Zhen Wang (1:19.29), bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y del canadiense Benjamin Thorne (1:19.57).

El marchista, la gran esperanza de su equipo junto a la saltadora de altura Ruth Beitia, resistió el ritmo de los atletas chinos y lanzó su ataque a dos kilómetros del final para entrar solo en el estadio nacional de Beijing.

El de López es el octavo oro para su país en la historia de los Mundiales y el primero desde el que consiguió Marta Domínguez en los 3 mil metros obstáculos de Berlín 2009.

Se trata de la segunda medalla de oro que obtiene un español en la marcha de 20 kilómetros, veintidós años después de la victoria del barcelonés Valentín Massana en el Mundial de Stuttgart en 1993.

Miguel Ángel se consagró como número uno mundial al cabo de una progresión impecable a la que ha contribuido el estrecho control de la Agencia Mundial antidopaje sobre los rusos, ausentes en Beijing por ese motivo.

Debido a los problemas con sustancias prohibidas, se aconsejó a la Federación rusa dejar a sus hombres en casa para evitar males mayores, de modo que la prueba se presentaba como una lucha entre el mundo latino, con López a la cabeza, y el asiático, que copaba los siete primeros puestos del ranking mundial del año.

La marcha de Asia no había ganado una sola medalla en unos Mundiales. Aquí el favorito era el japonés Yusuke Suzuki, que en marzo batió el récord mundial en los Juegos Asiáticos con un tiempo de 1h16:36, pero la presión le pudo: abandonó a mitad de prueba.

Los 61 andarines partieron del estadio a las 8:30 horas locales, con 23 grados y un 78 por ciento de humedad.

En la historia de los Campeonatos Mundiales, México ha conseguido 13 medallas, siete de ellas en marcha, una en maratón (Dionicio Cerón, plata en Gotemburgo-1995), otra en el salto largo con el bronce de Luis Rivera en Moscú-2013 y cuatro en 400 metros, primero un tercer lugar de Alejandro Cárdenas en Sevilla-1999 y luego |tres para Ana Guevara, oro en París-2003 y bronceada en Edmonton-2001 y Helsinki-2005.

Comentarios