Suscríbete

La huella tricolor de Rafa

Con casi 20 años en la Selección, el central es ejemplo para novatos y veteranos

Rafa puso fin a la maldición tricolor de no obtener el triunfo en Columbus, con un gol en los instantes finales del cotejo ante Estados Unidos (MAGO7)
Universal Deportes 13/11/2016 00:38 Édgar Luna Cruz Actualizada 00:38
Guardando favorito...

[email protected]

Columbus.— Rafael Márquez una vez más dio muestras de la importancia que aún tiene en la Selección Nacional de México.

Con casi 20 años vistiendo la camiseta de la escuadra tricolor, el defensa central ha vivido buenos y malos momentos, pero la opinión general de sus compañeros y sus ex compañeros es que dejará una huella profunda en el equipo mexicano y que muy bien puede llegar a su quinta Copa del Mundo.

Márquez y sus 37 años de edad dieron el triunfo ante Estados Unidos en el juego eliminatoria rumbo al Mundial de Rusia 2017, quitando la pesada losa al Tri de 15 años sin ganar en Columbus y más de 40 sin triunfar en eliminatoria ante el equipo de las Barras y las Estrellas, rival clásico de la Concacaf.

Y todo el mundo se lo reconoce.

“Estar al lado de Rafa, verlo jugar, verlo actuar en el vestuario es una lección que uno debe de aprender. Es un gran privilegio haber estado y estar en una cancha a su lado, es algo que valoro mucho, más en mi posición como defensa central”, dijo Carlos Salcedo, uno de los abocados por los medios a ser el sucesor del zaguero surgido del Atlas, cuando éste decida colgar los botines.

Márquez Álvarez no sólo es ejemplo de los “nuevos” en el Tricolor, sino de los “veteranos” como Andrés Guardado, subcapitán del Tri, q uien en distintas ocasiones ha expresado su admiración por el ex jugador del Barcelona. “Siempre he dicho que hay gente que nace con un don, y Rafa es uno de ellos. Es un líder nato tanto dentro como fuera de la cancha. Reitero que uno de mis referentes en el equipo y el futbol mexicano es Rafa Márquez”.

Rafael Márquez Álvarez debutó en la selección bajo las órdenes de Bora Milutinovic, un 5 de febrero de 1997 en un juego contra Ecuador. La leyenda habla de que no iba a ser llamado a ese juego, que Bora quería ver a César Márquez, también atlista, pero un error de escritorio provocó que en la lista apareciera el entonces central de 17 años.

Nadie en el cuerpo técnico se dio cuenta del error hasta que Rafa llegó a la concentración, mas el central estaba en la vista del serbio, a recomendación de su entonces auxiliar Fernando Quirarte. “Rafa desde que llegó a la Selección demostró que era alguien diferente, alguien serio, responsable y además de todo gran futbolista, tocado con una gran técnica en muchos aspectos. De inmediato se adaptó al grupo”, reconoce el ‘Sheriff’.

Los más veteranos de inmediato acogieron en su seno al delgado futbolista y le enseñaron el camino, “bueno, eso de enseñarle es algo relativo”, recuerda Claudio Suárez, uno de los referentes de Márquez Álvarez. “Desde que apareció demostró que era un jugador especial, un líder nato y que además es muy profesional, ya que durar tanto en el futbol mexicano y con tan buen nivel, no todos”.

Hasta sus contemporáneos como Gerardo Torrado, con quien compartió concentraciones en la Selección Nacional y tres Mundiales de 1999 a 2013, le rinden tributo. “Es un súper dotado en muchos sentidos. Es un líder que no necesita gritar en el vestidor para que sepamos que él manda, con la mirada, con el ejemplo que da al actuar uno sabe que estás a lado de un gran jugador y también ser humano”.

El quien también fuera capitán del Tri vivió muchas historias con Márquez, “y siempre demostró antes que nada espíritu de equipo, todo lo hacía y lo hace para el bien del grupo. Me da mucho gusto que esté vigente. Que nos dure muchos años”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios