Vergara revive a la podóloga

El presidente de las Chivas aseveró que el pleito legal entre La Volpe y Coronado sigue en proceso

Imago7
Universal Deportes 28/10/2016 00:15 Redacción Ciudad de México Actualizada 00:15

En diversas entrevistas la tarde de ayer, incluida la de EL UNIVERSAL, Jorge Vergara aprovechó para sembrar la duda sobre el caso de la demanda de la podóloga contra Ricardo La Volpe por acoso sexual, que muchos pensaban que estaba solucionada. Sólo así se explicaba que el técnico del América volviera a trabajar. Pero lo que sucedió en realidad es que, tras su despido de Chivas, volvió a encontrar trabajo en el futbol mexicano, una vez que desistió de su demanda laboral contra Chivas. ¿Se vendrá pronto un desenlace sobre este tema? Vergara se cuidó mucho de dar detalles sobre una resolución judicial en este caso, que también podría ser denominado “toallagate”, pero el empresario asegura que “está más vigente que nunca”.

Americanistas de papel

Durante las últimas semanas, el América se ha convertido en un Nido con jugadores de papel. Lesiones por doquier a la que se sumó Bruno Valdez, quien estará fuera lo que resta de este torneo y el comienzo del siguiente, luego de sufrir una ruptura parcial del ligamento anterior cruzado. Si de por sí, Ricardo La Volpe tiene todo en contra, pues el margen de error se le acabó, ahora con la ola de dolencias que azota a Coapa, la situación se pondrá peor. La paciencia entre la fanaticada azulcrema es poca y no caben las justificaciones. Aunque eso sí, ya salió a decir Rafael García, yerno y auxiliar técnico del “Bigotón”, que no han tenido tiempo, ni el plantel completo para poder mostrar una idea más sólida que desemboque en buenos resultados para el americanismo.

Los “muertos” de Red Bull

Los pilotos de Red Bull saben llamar la atención. Para presentarse a sus entrevistas en el Autódromo Hermanos Rodríguez, el australiano Daniel Ricciardo y el holandés Max Vertappen arribaron al estadio con las caras pintadas de catrinas. Su rostro no pasó desapercibido y de inmediato se robaron las miradas de la gente en el paddock. Al cuestionarles el por qué de su atuendo, explicaron que fue una manera de mostrarle a la afición mexicana su identidad con la celebración del Día de Muertos. El conecte con los aficionados presentes en el Autódromo fue de inmediato y todos se peleaban por pedirles una selfie. Para los pilotos resulta pintoresca esta forma antisolemne de ver la muerte por parte de los mexicanos.

Comentarios