¿Desilusionado con el América?

Bruno Valdez habría tenido que aceptar a las Águilas, tras el hecho de no poder llegar a Europa

Héctor Alfonso Morales
Universal Deportes 23/06/2016 00:15 Redacción Ciudad de México Actualizada 00:15
Guardando favorito...

Bruno Valdez aseguró a su llegada a la Ciudad de México que le causa mucha esperanza llegar a un equipo grande del balompié nacional como el América. Sin embargo, hasta hace poco, la mirada del zaguero paraguayo estaba en dar el salto al futbol de Europa. El Málaga era el club más interesado en hacerse de sus servicios, pero esa transferencia se frustró. Luego tuvo una lesión que poco a poco mermó su rendimiento y hasta su padre tuvo que salir al paso para defenderlo. En Paraguay, medios y aficionados del Cerro Porteño comenzaron a criticarlo, debido a que su rendimiento dejó mucho que desear en 2016, con respecto de lo que hizo en 2015. Hay que observar el estado anímico de Valdez, porque el América no se puede permitir un jugador “golpeado” en sus filas.

Pesimismo rumbo a Río 2016

Entre la familia de los medallistas olímpicos mexicanos hay pesimismo de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

De ese selecto grupo, algunos miembros pronostican que se presenciará la peor participación de México en la historia de la magna justa veraniega.

Las quejas que llegaron hasta las oficinas de Barra Brava se dirigen en el sentido de los constantes problemas entre la gente de pantalón largo que se dieron durante todo el ciclo olímpico, y concretamente desde la llegada de Alfredo Castillo a la Conade, a quien acusan de “imponer su autoridad sin saber nada de deportes”, al tiempo de lamentar que el nombre de México vaya a Brasil sólo a “pasear”.

El pronóstico es en verdad sombrío.

Dañan la preparación

Aunque la reunión ProRío 2016 fue organizada por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) con el objetivo de que los seleccionados compartieran sus experiencias previo al inicio de los Juegos Olímpicos, el evento no fue del agrado de muchos atletas, quienes tuvieron que interrumpir sus entrenamientos para asistir a la convocatoria en la que debían realizarse un examen antidopaje.

Un claro ejemplo es el de la marchista Guadalupe González, quien realiza un campamento de altura en Toluca y tuvo que perder un día de preparación para trasladarse a la Ciudad de México. La especialista en 20 kilómetros llegó de prisa al CNAR e incluso rechazó la invitación de encabezar una conferencia de prensa con los medios de comunicación.

Temas Relacionados
Bruno Valdez América Río 2016
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios