Suscríbete

Eagles quiere desbancar a Cowboys

Carson Wentz ha cumplido como QB de Filadelfia y va por liderato del Este

Wentz tiene a Filadelfia con marca de 4-2 y la semana pasada le quitó el invicto a Vikings (NICK WASS. AP)
Universal Deportes 30/10/2016 00:38 Notimex Actualizada 00:38

Arlington, Texas.— Con el ánimo por las nubes después de quitarle el invicto a Vikings de Minnesota (5-1), Eagles de Filadelfia (4-2) visitará a Cowboys de Dallas (5-1), con la misión de quitarle el liderato en la División Este de la Conferencia Americana de la NFL.

El AT&T Stadium de Arlington, Texas, será la sede de este duelo por la octava semana de acción en la temporada 2016, entre dos equipos que, además de ser rivales clásicos, se disputarán el liderato de su sector, por lo cual se espera que sea un juego que saque chispas.

Dallas y sus novatos sensación, el quarterback Dak Prescott y el corredor Ezekiel Elliot, están en los cuernos de la luna y se ve difícil que algún equipo pueda pegarles ante su gente en el AT&T, sin embargo, enfrente tendrán una defensiva que esta rankeada como la quinta mejor de la Liga.

Prescott llegará al duelo estelar de la jornada dominical con el quinto mejor rating entre los pasadores titulares, con 103.9 puntos.

Estos números apenas le alcanzan a la ofensiva aérea de Cowboys para ser la número 19 de la Liga.

Los números de la ofensiva de la estrella solitaria son impresionantes, sin embargo, aunque más modesta, la ofensiva de los Eagles, encabezada por el también novato Carson Wentz, ha sabido cumplir con el trabajo, pese a estar rankeada apenas como la número 28 global.

El que gane este domingo en Arlington se quedará con la cima en la División Este del viejo circuito, pues aunque Filadelfia igualaría a Dallas en cinco ganados y dos perdidos, asumiría el liderato dado que el primer criterio de desempate son los enfrentamientos entre ambos.

La rivalidad entre estos dos equipos se remonta al mismo inicio de la NFL y aunque Dallas lidera la serie, con 64 ganados por 50 perdidos, en los últimos años han dividido victorias e incluso, en la campaña 2015, cada uno ganó como visitante.

Comentarios