Areán alista despedida de la OFCM

Tras cinco años al frente de la agrupación, el maestro dirá adiós en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli

En 2011, el maestro fue nombrado director huésped principal de la Filarmónica y en 2013 recibió la designación como director artístico. (FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)
Cultura 04/02/2016 00:40 Notimex Ciudad de México Actualizada 09:13
Guardando favorito...

Con una gran herencia artística, el maestro José Areán concluirá su labor al frente de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), el próximo 7 de febrero en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY).

Luego de casi cinco años al frente de la agrupación, Areán se despedirá en los conciertos programados para el 6 y 7 de febrero, en los que interpretarán la "Sinfonía no. 5" de Gustav Mahler (1860-1911), informó en un comunicado la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

En 2011, el maestro fue nombrado director huésped principal de la Filarmónica y en 2013 recibió la designación como director artístico. En junio de 2015 anunció su separación y en los meses siguientes participó en un proceso en el que por primera vez los músicos de la orquesta eligieron mediante voto secreto una terna, conformada por el estadounidense Scott Yoo, el serbio Srba Dinic y el mexicano Enrique Barrios, de la que saldrá el nuevo director artístico.

"Es un gran orgullo cómo dejo a la Filarmónica. Aparte de resolver ciertos problemas específicos, trabajamos juntos con la Orquesta y con las autoridades para lograr una sucesión ordenada, anunciada, transparente y participativa, y esto es una herencia", afirmó.

José Areán consideró que "esto es ejemplar, es único y es inédito" y esta nueva forma de elegir al director artístico de la OFCM le da mayor legitimidad al proceso y espera que otras orquestas del país tengan la posibilidad de aplicarlo.

En su paso por la OFCM, impulsó el repertorio de más de una treintena de compositores mexicanos contemporáneos e invitó a cerca de 40 directores huésped de talla internacional, así como a 95 solistas, entre instrumentistas y cantantes de ópera.

Areán, quien estudió dirección orquestal en el Conservatorio de Viena, donde se graduó con mención honorífica, también conmemoró los 30 años del sismo en Tlatelolco con el tenor Plácido Domingo y el Año Dual México-Reino Unido con el compositor británico Michael Nyman.

Además encabezó conciertos poco típicos para una orquesta, con actuaciones como la de Nortec en el Zócalo de la Ciudad de México o la de Alejandro Marcovich, quien estrenó como solista la pieza "Nocturno eléctrico, concierto para guitarra eléctrica" del joven compositor mexicano Antonio Juan-Marcos.

De igual forma, varios integrantes de la Filarmónica actuaron como solistas. "Estoy convencido de que lo importante de una orquesta son sus músicos, es su principal activo. Muchos de ellos están en condiciones de ser solistas de primer orden, además reciben invitaciones de otras orquestas y es un poco contradictorio que la propia agrupación no reconozca ese enorme talento", añadió.

El director también incorporó a la programación fechas como la conmemoración de las víctimas del Holocausto, y en el 2014, por ejemplo, dedicó conciertos para celebrar los 450 años del natalicio de William Shakespeare, el 150 aniversario del natalicio de Richard Strauss y los 300 años del natalicio de Christoph Willibald Gluck.

Mencionó que "cada director artístico expresa con la programación una personalidad, pero no creo que se convierta en parte integral de un grupo tan diverso y complejo como lo es una orquesta. En el caso de la Filarmónica, de entre todas las orquestas de la ciudad, se ha caracterizado por su gran apertura en cuanto a géneros y ha acompañado a decenas de artistas, tanto de la farándula como del jazz o rock".

Entre otros logros, el maestro se refirió a las condiciones laborales de los integrantes de la agrupación al recordar que en enero de 2014, acordaron la compactación de los sueldos de los músicos garantizando una mejor cotización ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Tras este balance, José Areán dijo que se marcha satisfecho con su desempeño al frente de la Orquesta. "La profesión de director es en sí un privilegio, no un derecho, así que me voy de la orquesta con una enorme satisfacción, porque sé del privilegio que gocé, de las relaciones de cercanía y de amistad que dejo atrás". 

 

rqm

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones