La migración escrita en "ingleñol"

Con la novela 'Campeón gabacho', Aura Xilonen obtuvo el Premio Mauricio Achar 2015

La joven narradora comenzó a escribir la novela a los 16 años (ESPECIAL BUAP)
Cultura 18/01/2016 00:16 Yanet Aguilar Sosa Actualizada 00:16
Guardando favorito...

[email protected]

A Aura Xilonen le apasiona el cine, incluso posee ya su propia productora auspiciada por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, donde estudia el cuarto semestre de cinematografía. Bajo el sello de Aura Producciones ha realizado algunos “audiovisuales escolares” dice, esa chica de hablar desparpajado, emotivo e irreverente que a sus 20 años es considerada autora de un lenguaje sorprendente.

La joven autora que obtuvo el Premio Mauricio Achar Literatura Random House 2015, superando a 390 participantes, asegura sentirse feliz pero aun sorprendida de haber escrito una novela que todos han calificado poseedora una gran fuerza en el lenguaje y por mostrar con originalidad la vida de los migrantes en Estados Unidos.

“Todos dicen que he escrito una gran novela sobre los migrantes, que desde luego que es un tema que me preocupa mucho, que conozco de cerca porque soy de Puebla y en mi estado hay pueblos sólo habitados por mujeres, porque todos los hombres se fueron tras eso que llaman el sueño americano, pero me sorprende porque yo lo único que quería contar era una historia de amor, si todos dicen que es una historia de migrantes pues así que sea”, señaló la narradora en entrevista.

Aura Xilonen presentó al concurso una novela llamada “Historia de un campeón latino en Estados Unidos”, luego de ser elegida por el jurado conformado por Cristina Rivera Garza, Julián Herbert, Emiliano Monge, Jorge Lebedev y Andrés Ramírez, ahora habla de esta historia que titularon Campeón gabacho.

Esta historia que el jurado destacó “por su experimentación en los planos del lenguaje, tanto en lo popular como en lo culto, que le da sentido al fenómeno de la migración. Logra construir un personaje entrañable y consistente. Es una novela de mucho riesgo y la propuesta es una picaresca moderna”, arranca con violencia y con heoricidad. Liborio, quien trabaja en una librería atestigua cómo un grupo de “camejanes persiguen a la chivata hermosa para bulearla y chifarle cosas sucias”, entonces Liborio deja el mostrador para “putearme a todos esos foquin meridianos. Al fin nací muerto y no tengo ni pizca de miedo” y entonces viene la golpiza: “¡Zaz! ¡Pum! ¡Cuaz!”

Ese vigor del lenguaje, que la escritora Cristina Rivera Garza, calificó como “ingleñol” atiza todas las 332 páginas de esta novela publicada por Literatura Random House y sitúa a la joven narradora como la autora de un lenguaje original y deslumbrante.

Primera novela.”Xilo”, como la llaman sus amigos, acepta que le encanta el boxeo, “cómo no, si es bien chido, me gusta un buen”, pero reconoce que le gusta más aun el cine y la escritura. No se reconoce aún como escritora pues le apasiona más la cinematografía. “Pero como hacer cine es muy caro, y no tenía lana, entonces como lo más barato es hacer literatura, me puse a escribir y a contar una historia de amor, de un muchacho de 17 años llamado Liborio, que por cierto me cae muy bien”.

Así comenzó a escribir la historia de ese muchacho que tras un asesinato imprudencial huye a Estados Unidos. “Comencé a escribirla la novela que no sabía que iba a ser una novela, cuando todavía estaba bien morrita, tenía 16 años y estaba en la prepa; me dedicaba a la novela a ratos, tardé tres años”, dice la escritora nacida en el Distrito Federal, en 1995.

A los 16 años comenzó a dar a leer sus primeras “hojitas” a su tío, “él sí estudió literatura, en la Sogem” y él le decía “por aquí no va, mejor desarrolla más esta parte”, Aura considera que ese fue su tallereo y que si algun riesgo tiene el lenguaje que utiliza es porque nace de su gente.

“Cuando tenía duda sobre una palabra, le preguntaba a mi ma si esa palabra tenía algunos sinónimos, y ella me decía; cuando quería recuperar el hablar de mi tierra le pedía a mi abue que me contará de nuevo ese chiste o qué me dijera cuál era la grosería que ella utilizaba”.

Reconoce que en su historia de amor, la de Liborio enamorado por esa chivata llamada Aireen, tiene como gran contexto los problemas sociales que enfrentan los migrantes que salen de sus comunidades de origen en busca del sueño americano. “La verdad es que sé del problema porque mucha de nuestra gente está por allá jugándose el pellejo y deja su familia, su hijos y su pueblo oara sobrevivir; pero no es que yo me pusiera a investigar sobre los migrantes, leí y revisé en Internet”.

“Xilo” se ve más en la escritura de guiones cinematográficos que en la literatura, pero con todo ya tiene las siguientes historias planeadas para Liborio. Dice que el tiempo lo dirá.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Comentarios