Suscríbete

Suspenden Ópera en los Estados

"No estamos en condiciones de producir títulos para que formen parte del programa", indicó Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector del INBA

Ante la falta de financiamiento se están “priorizando” las producciones en el Palacio de Bellas Artes, dijo Ramírez Cárdenas. (FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)
Cultura 27/05/2016 21:09 Alida Piñón Ciudad de México Actualizada 21:09

El proyecto Ópera en los Estados, uno de los proyectos más importantes que propuso el tenor Ramón Vargas, durante su etapa como director artístico de la Ópera de Bellas Artes (OBA), está temporalmente suspendido desde hace dos semanas por falta de presupuesto, informó hoy Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector del Instituto Nacional de Bellas Artes; además, el INBA trabaja en un esquema que permita la creación de un patronato que permita tener recursos de la iniciativa privada.

En el marco de la presentación del VIII Encuentro de Ópera Latinoamericana. Nuevas audiencias, nuevos modelos de negocio: grandes desafíos de los teatros en el siglo XXI, que se inaugura este sábado en el Museo Nacional de Arte, el funcionario indicó que ante la falta de recursos se están “priorizando” las producciones en el Palacio de Bellas Artes con la Ópera de Bellas Artes, que este año tiene un presupuesto de alrededor de 45 millones de pesos, 5 millones menos que el año pasado.

“El programa de Ópera en los Estados está suspendido, realmente estamos priorizando poder hacer las producciones dentro de la temporada de Bellas Artes, es lo que el presupuesto nos permite hacer; lo discutimos hace poquito. Por supuesto estamos en la posición de colaborar con los estados con las producciones que ya tenemos y las puedan usar, así como con algunos elencos, muchos de los jóvenes del Estudio de la Ópera de Bellas Artes participan en los estados y lo van a seguir haciendo, pero no estamos en condiciones de producir títulos para que formen parte del programa”, indicó Ramírez Cárdenas.

Aseguró que pese a esta suspensión, algunas producciones de la OBA sí podrían viajar si algún estado así lo solicitara. “Podemos prestar o reforzar elencos, pero no podemos hacer nuevas ni pagar la serie de gastos que asumíamos. Estamos priorizando los recursos que tenemos”, reiteró.

Reanudar el programa, advirtió, dependerá del presupuesto del siguiente año. “Podríamos saber (si podemos continuar) en diciembre o en enero, ahorita no sabemos”.

El funcionario se negó a adelantar la programación del segundo semestre de 2016 porque, dijo, existe un consejo de programación en la que participan la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes, entre otras figuras, el cual se reunirá en junio y será hasta entonces cuando se definan los títulos que se presentarán el resto del año.

Sobre las cancelaciones que han padecido como “Tosca” en el Auditorio Nacional, prevista para julio, indicó: “Fue una negociación con el Auditorio, la corrida financiera que hizo no estaba dentro de los márgenes que podía invertir, se tenía que subsidiar y era muy alto el subsidio”, dijo.

Y refirió que se tenía previsto una coproducción con el Festival Internacional Cervantino para este año, pero no “se llegó a los términos adecuados”. “Teníamos la intención de hacer algo pero no cuajó, nosotros vamos a producir y tenemos dos o tres cosas interesantes”.

El subdirector del INBA dijo que la Ópera de Bellas Artes entrará a la OLA con el interés de coproducir con los teatros que forman parte de esa organización, así como para exportar producciones nacionales como Muerte en Venecia.

El funcionario indicó que el INBA ya trabaja en un proyecto que les permitirá comprometerse a hacer varias coproducciones con dos o tres años de antelación.

“Estamos trabajando en un proyecto que permita hacer coproducciones con al menos dos años de antelación. Estamos ahorita en la parte jurídica del proyecto y pensamos que tendremos muy pronto el esquema de participación, para poder comprometernos a hacer coproducciones con dos o tres años de antelación; esto podrá hacerse en el 2017. Ahora, estamos viendo qué posibilidades tenemos de traer producciones que ya están o en qué producción nos podemos meter con la idea de dar recursos en cuanto el año fiscal nos lo permita. El siguiente paso es coproducir en México, es decir, que sea en México en donde se construyan los montajes”, dijo.

Las producciones de la OBA tienen una inversión de entre 5 y 6 millones, pero en un esquema de coproducción el costo podría reducirse. “Una producción podría estar en un millón y medio, el resto sería el costo de los cantantes, del director escénico, del iluminador, que puede elevar a tres millones o 4 millones de pesos”.

Ramírez Cárdenas también indicó que se trabaja en un esquema de participación de la iniciativa privada. “El ideal es que existiera un patronato no sólo para la ópera, también para la sinfónica, lo estamos viendo; la idea es tener más recursos para poder solventar las necesidades de producción y difusión de las artes de nuestro país”, dijo. 

 

rqm

Comentarios