UNAM resguarda leguminosas

Cuenta con más de 36 mil ejemplares de esta familia a la que pertenecen el frijol, la lenteja, el garbanzo y el chícharo

Esta colección, que forma parte del Herbario Nacional, se encuentra en el Instituto de Biología. Foto: Archivo
Ciencia y Salud 19/04/2016 00:10 Redacción Actualizada 03:59
Guardando favorito...

Caracterizadas por sus hojas compuestas y su fruto conocido como legumbre, las leguminosas son una de las familias de plantas que más ha servido al humano para su alimentación.

Garbanzo, lenteja, frijol, chícharo, alfalfa y haba son solo algunos de los alimentos que a diario consumimos y que provienen de esta familia.

Por la importancia en la dieta mexicana y por su valor biológico, la UNAM desde hace varios años resguarda la colección de la familia Leguminosae.

Esta colección, que forma parte del Herbario Nacional, se encuentra en el Instituto de Biología. Actualmente cuenta con más de 36 mil ejemplares, de los cuales más de 29 mil son nacionales y el resto internacionales, explica Rafael Torres Colín, académico del Instituto de Biología y encargado de esta colección.

Aunque los ejemplares más conocidos de leguminosas son aquellos cuyo fruto es comestible, la mayoría es silvestre y su uso se extiende al forraje, como el trébol forrajero, o la decoración, como el colorín.

Directo al Herbario Nacional de México

Parte de la diversidad de leguminosas que alberga el país ha sido estudiada por el maestro en Ciencias, Rafael Torres, en la Reserva Ecológica de Guadalcázar en San Luis Potosí, en la sierra de Juárez y Tehuantepec, ambas regiones de Oaxaca, importantes por su riqueza y rareza vegetal.

Después de identificarlas y clasificarlas, las leguminosas encontradas en estos sitios terminaron en el Herbario Nacional de México.

Ubicado en el Instituto de Biología, dentro de Ciudad Universitaria, el Herbario Nacional es la colección botánica más grande del país. Posee más de un millón de ejemplares de especies tanto mexicanas como de otros países, producto de intercambios con otras instituciones, donaciones y de colectas organizadas por investigadores.

Desde 1929, el Herbario se encuentra bajo custodia de la UNAM, donde sirve como instrumento para la realización de listados florísticos y de investigaciones en áreas como la ecología, la fitogeografía, la etnobotánica y la conservación.

 

Dirección General de Divulgación de la Ciencia / UNAM

Temas Relacionados
ciencia
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios