Suscríbete

Airbus: el avión sin piloto, en 20 años

La tecnología permitirá evolucionar rápidamente: Brégier; con digitalización, se cuenta con datos en tiempo real, dice

Según Fabrice Brégier, director de operaciones de Airbus, la compañía podrá garantizar a sus clientes que los aviones de nueva generación no tendrán problemas no previsibles en su funcionamiento (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 07/07/2017 04:36 Les Échos Actualizada 08:25

Fabrice Brégier, director de operaciones de Airbus y presidente de aviación comercial, repasa el proceso de transformación digital de la compañía al tiempo que habla cómo cree que será el funcionamiento de las tecnologías digitales en los aviones dentro de unos años. Asimismo, expone su visión de la competencia de Comac y Sukhoi.

—¿Qué transformación representa la tecnología digital en una empresa como Airbus?

—Podríamos pensar que la fabricación de aviones se ve poco afectada, pero tenemos tecnologías complejas y millones y millones de datos. Esto nos permitirá desarrollar aviones o evoluciones mucho más rápidamente, pasar de manera mucho más sencilla de la fase de desarrollo a la fase de producción.

—¿Qué pueden aportar las tecnologías digitales a los aviones en funcionamiento?

—Disponemos de más de 10 mil aviones en funcionamiento en el mundo, que generan miles de datos. Los datos nos permiten saber cuáles son las operaciones de mantenimiento que es preciso efectuar.

—¿Cabe imaginar la erradicación de las averías en aviones prediciéndolas con antelación?

—En los aviones de nueva generación estaremos en medida de garantizar a nuestros clientes que no tendrán problemas no previsibles en funcionamiento. Nuestros aparatos cuentan con índices de disponibilidad muy elevados, próximos al cien por cien en el caso del A320.

—¿La tecnología digital ha comenzado a modificar los métodos de trabajo en Airbus?

—Tomemos el ejemplo de un compañero que trabaja en un tramo de fuselaje. Hasta ahora, recibía las instrucciones generalmente en soporte papel. Actualmente, puede recuperar los esquemas y las instrucciones en una tableta. Y, además, tiene acceso a un back-office (actividades de apoyo al negocio) en caso de dificultades. Cuando falta una pieza o no es conforme, tiene la posibilidad, a través de herramientas digitales, de pedir la pieza especificando si la necesita inmediatamente para no bloquear la cadena o si puede esperar.

—¿El mercado de los drones está dominado por las empresas nuevas?

—El valor añadido se logra sumando tecnologías y experiencia. En el caso de los drones, cabe vincular este servicio por ejemplo a las imágenes por satélite. Cuando probamos un prototipo de dron para transportar paquetes sobre una ciudad, en colaboración con la ciudad de Singapur, lo que aportamos no fue tecnología de drones, sino nuestro saber materia de seguridad aérea y tráfico aéreo.

—¿Cree en el avión sin piloto para un futuro próximo?

—No para la próxima generación de aviones, pero llegará algún día. El avión es ya uno de los modos de transporte más automatizado. Hace algunos años hubiera dicho: “Deberán pasar 50 años”. Actualmente, diría que esto llegará en 20 años.

—El C919 del chino Comac y el MC-21 de Sukhoi efectuaron sus primeros vuelos el mes pasado. ¿Son serios competidores?

—Los tomamos muy en serio. Pero como cualquier recién llegado, deberán demostrar primero su fiabilidad y su capacidad para desarrollar una red de soporte comercial y técnico. Además, la competencia entre Boeing y Airbus es tan fuerte que dificulta aún más la llegada de nuevos competidores. Basta con fijarse en la cuota de mercado del Cseries de Bombardier frente al A320neo y al Boeing 737 Max.

Temas Relacionados
Airbus

Comentarios