Felicidad en las empresas

El mejor ánimo de los empleados trae resultados favorables para las empresas

Enrique Tamés Muñoz, instituto de Ciencias de la Felicidad
Cartera 30/09/2015 01:38 Mariana F. Maldonado Actualizada 04:07
Guardando favorito...

No es un tema menor: los empleados felices son los que traen mejores resultados. Por supuesto, no es la única variable que hace exitosa a una empresa pero sí es una de los más importantes.

Para entenderlo algunas cifras. Los efectos de la felicidad en el trabajo traen 300% más innovación al interior de las empresas; 37% más en ventas, 31% más en productividad; 125% menos de personas sufriendo ‘burnout’, ese síndrome que fatiga a los colaboradores e incluso les impide trabajar y 66% menos ausentismo laboral, de acuerdo con información recopilada por Delivering Happiness (Entregando felicidad) una consultoría que ha extendido a nivel mundial fomentar la felicidad dentro de las organizaciones para obtener mejores resultados.

¿Cómo mantener a los empleados felices? ¿Qué pueden hacer éstos por su propia felicidad? ¿Qué impacto tiene la felicidad en la productividad? Todas estas preguntas las contesta Enrique Tamés Muñoz, director del Instituto de Ciencias de la Felicidad, un organismo que se encarga, además de a la consultoría y a la enseñanza sobre el bienestar a través de cursos y talleres, de investigar la felicidad a través de la generación del conocimiento.

¿Qué beneficios les da a los organizaciones el tener a sus empleados felices?

Muchos estudios han mostrado una relación muy clara entre los niveles de felicidad de las personas y su nivel de compromiso. La gente que está más feliz está más comprometida con lo que está haciendo, y eso no sólo aplica para el trabajo, sino también para cualquier aspecto en la vida. Hay una relación entre el nivel de compromiso y el de productividad en el trabajo.

¿Cómo están las estadísticas?

—Nos encontramos que a nivel global que 13% de los trabajadores está comprometido, esto quiere decir que está dando su mejor esfuerzo, de acuerdo con la consultora Gallup. Ese mismo índice muestra que 63% no está comprometido, es decir que es de esperarse que sus niveles de productividad no sean tan buenos.

¿La felicidad hace la productividad?

—La felicidad de las personas no es el único ingrediente que va a hacer a una empresa productiva. Lo es porque hay mercado, necesidad, porque hay una buena campaña de mercadotecnia, son muchísimos los factores que determinan si una empresa es exitosa o no. Ahora bien, definitivamente si tomáramos un control de los fenómenos externos del trabajo, sí podemos ver que hay una diferencia muy grande entre una compañía que tiene una gente feliz y comprometida a una que no.

En el caso de México, en este índice Gallup, deja mucho que desear, en América Latina, México no pinta muy bien, estamos hablando de 12% de trabajadores comprometidos, versus 60% de trabajadores que no están comprometidos.

Son muy pocos...

Hay que entender que una persona más feliz y comprometida es una persona que se ausenta menos, se enferma menos, rota menos y es más estable en su trabajo. Hay menos accidentes en aquellas organizaciones en las que la gente es más feliz, hay un mejor servicio al cliente. Las organizaciones deberían pensar en productividad no sólo en términos de ventas sino también necesitan ver hacia el interior y entender que personas más felices van a ser más estables en términos generales, porque la inestabilidad es algo que hoy a las organizaciones les cuesta mucho. Hay empresas que tienen niveles de rotación de 30% o 40% de rotación de su personal al año y esto cuesta mucho.

¿Qué importancia para las personas tiene la felicidad en el trabajo?

—Hoy uno de los grandes retos de las organizaciones es entender que los seres humanos somos complejos y estamos cargando nuestras cosas a cualquier lugar que vayamos, que si los niños van al escuela, que le tengo que hablar a mi esposo al rato. Yo te diría qué responsabilidad de la organización es mucha porque el trabajo es uno de los aspectos más importantes de ser moderno y permea todo lo que es la sociedad en al actualidad y ocupa un lugar muy importante en la vida de las personas. Hay gente que pasa más tiempo en sus trabajos que con su familia, así que lo que pase en el trabajo tiene que ver con qué tan contento y feliz vivo mi vida.

Las organizaciones pueden tener injerencia en la felicidad de los empleados pero tampoco son responsables...

—La única responsable de la felicidad es la persona. Sin embargo el entorno afecta de una manera importante nuestros niveles de bienestar. Las organizaciones no son responsables pero ayudarían muchísimo al desarrollo de las personas al crear entornos positivos en donde la gente pueda ser feliz.

¿El dinero es lo más importante para ser feliz en el trabajo?

—Algunas personas dirían que el mayor componente para que las personas sean felices en su trabajo es el económico, “entre más dinero gane más feliz seré”, pero hay una gran cantidad de estudios que demuestran que esto no es así. Hay una relación mucho más poderosa en factores no financieros para ser feliz. Claro, si yo tengo un estómago vacío, si tengo niveles de subsistencia muy bajos, pues el aspecto financiero es un aspecto mucho más importante, pero si yo tengo superados esos niveles de subsistencias, los factores no financieros ocupan un papel fundamental en el papel de la felicidad. Esto es algo a lo que las organizaciones no le hacen mucho caso, tienen a un trabajador que es bueno pero que está desmotivado y le dan un 10% de incremento al salario.

En efecto, está contento durante un mes, pero después de ese periodo de tiempo se ajusta y el factor de satisfacción se diluyó por completo.

A las organizaciones, ¿qué recomendaciones les daría para que los empleados más felices?

—Lo más sencillo sería decirles que apliquen una herramienta para medir la felicidad de sus trabajadores, hay incluso descargables en internet de forma gratuita, alguna encuesta que les ayude a medir cuál es el bienestar de la gente que trabaja en su organización. Hay otras circunstancias que tienen que ver con la organización, por ejemplo, el tipo de conversaciones que se tienen dentro de la empresa.

Si son conversaciones positivas y que motivan a la gente o si son conversaciones que lo único que hacen es destacar los puntos negativos. Hay muchos estudios que nos muestran que si basas el trabajo de una persona en sus fortalezas, independientemente de lo que estudió, vas a tener mejores resultados.

Otro aspecto importantísimo en el desempeño de las personas tiene que ver con su propósito y su sentido en la vida, las personas que los tienen tienden a ser mucho más felices.

Y agregaría un par, que tiene que ver con el bienestar físico, las investigaciones científicas dicen somos lo que comemos, si lo hacemos nos vamos sentir mejor y si nos sentimos mejor vamos a ser más productivos.

Otro concepto que puede sonar religioso pero que en realidad no lo es el mindullness, aquellas prácticas que vienen del budismo en donde la gente cuando crea estos espacios de silencio y concentración en el aquí y en el ahora, puede tener sus mayores momentos de felicidad. Si las organizaciones se basan en esto y empiezan a procurar para crear condiciones para que su gente transite en estos aspectos definitivamente podrán tener una relación directa entre el aumento de estos espacios y la satisfacción, involucramiento y productividad de la gente.

¿Qué le diría a los empleados para buscar ser felices en el trabajo?

—Por los tiempos que estamos viviendo, es muy fácil caer en la tentación de que uno está en todos lugares y por lo tanto no está en ningún lugar, es muy difícil en el mundo en el que vivimos poner límites, estar concentrados, dedicarnos al aquí y al ahora.

Vivimos en un mundo de muchas interrupciones, de multitasking, en donde tenemos que estar haciendo varias cosas a la vez, pero tenemos que entender que la psique humana no está hecha de esa manera, sino para poder concentrarse, sacar lo mejor de uno.

En el trabajo, la familia, todas las actividades que terminamos apreciando en la vida, es porque somos capaces de inyectarle tiempo, dedicación y esfuerzo a cada una.

Hoy en día si hiciera un ejercicio de memoria de aquellas personas que yo considero que son personas mucho más felices, yo diría que dos de las principales características son: su propósito en la vida y la otra la capacidad de aislarse y concentrarse en sus actividades del presente.

Si estoy en el trabajo estoy ahí, si estoy en una junta, estoy ahí, si estoy atendiendo a un cliente, se está haciendo eso y no otra cosa, y no estar pensando un poquito aquí un poquito allá, porque eso afecta el nivel de compromiso que tenemos con las cosas.

Es un gran reto por los tiempos que estamos viviendo, pero es un componente fundamental para desarrollar nuestra felicidad.

Temas Relacionados
Management
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes