Comercio. Los mercados olvidados

La relación de México con Asia, Medio Oriente y África es incipiente por la lejanía, costos logísticos y desconocimiento; pero son mercados atractivos por su población y ante el riesgo de cambios en los acuerdos con EU

Cartera 13/03/2017 01:28 Ivette Saldaña Actualizada 06:06
Guardando favorito...

[email protected]

Los productos hechos en México, no conocen puertos lejanos. De manera incipiente logran exportarse a Asia. Pero, hay mercados olvidados como África y Medio Oriente, regiones a donde es difícil llegar por los altos costos de logística y el desconocimiento de esos países. Ahora, que se presenta el escenario de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se habla de reducir la dependencia hacia Estados Unidos (EU) y de diversificar los mercados, pero la tarea no es fácil, coinciden analistas.

El poco interés por esos mercados lo muestran las estadísticas. En Medio Oriente algunos de los países con los que se tiene mayor comercio son: Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. Con el primero, el comercio representa para México 0.06% del total, y con el segundo 0.01%.

En el caso de África, el mayor intercambio se tiene con Sudáfrica, país cuyo comercio con los mexicanos significa 0.07%, seguido de Marruecos, con 0.3% y Argelia, con 0.02%, y el porcentaje es mucho menor con Nigeria, Botsuana, Costa de Marfil, Egipto, Kenia y Tanzania, de acuerdo con cifras del Banco de México y de la Secretaría de Economía.

web-12marzo2017-comercioafrica.gif

Con Asia, el comercio es un poco mayor; pero porque México requiere insumos asiáticos para exportar, explicó el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

“México se ha vuelto dependiente de importaciones de Asia, principalmente bienes intermedios usados para maquilar y exportar hacia Estados Unidos u otros mercados”, añadió.

Es por ello que hay una colección de déficit comerciales, que en 2015 terminaron así: con China las importaciones fueron mayores a las exportaciones por 65.1 mil millones de dólares; con Japón el balance negativo fue de 14.4 mil millones, con Corea del Sur de 11.8 mil millones, con Malasia de 7.3 mil millones, y con Taiwán terminó en 6.4 mil millones.

El gobierno federal afirmó que buscarán la diversificación de las exportaciones mexicanas hacia destinos diversos como Asia, Europa y América Latina. En tanto que hay esfuerzos iniciales por parte de los organismos y entidades públicas para llevar productos mexicanos a África y Medio Oriente.

Recientemente, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo aseveró que “desde la instrucción del Presidente desde el primer día de este gobierno fue de ampliar la diversificación” y agregó que buscan mejorar la relación comercial y el alcance de los acuerdos con Brasil, Argentina entre otros países de América Latina, así como profundizar con la Unión Europea.

El funcionario difundió la propuesta de negociar acuerdos bilaterales con nuevos mercados como Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Vietnam y Singapur, todos países integrantes del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) que se firmó en febrero de 2016 y el cual no puede entrar en vigor bajo las cláusulas actuales y a causa de la salida de Estados Unidos del tratado.

Se busca a los mercados de Asia porque son una región que registrará 60% del crecimiento global en los próximos años, además de que hay millones de asiáticos de clase media, con poder adquisitivo, dijo el Ministro para Asia y Medio Oriente de ProMéxico, Claudio Ludlow.

Sin embargo, la concentración de exportaciones de México hacia Estados Unidos es grande y no se puede decir que hay diversificación, y lograrla es casi “utopía, idealismo y una irrealidad” pensar vender a regiones lejanas, aseveró el experto, presidente de Grupo EI y ex presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (Imece), Manuel Díaz.

Hay continentes que son mercados olvidados porque no es competitivo enviar hasta allá los productos. Por ejemplo, si quisieras enviar a bienes industriales a Medio Oriente, lo mejor sería instalar una planta cerca de esa región. Y lo mismo sucede con Asia y África.

“Nuestro mercado natural es EU y la razón de ser de las empresas que instalaron sus plantas aquí es porque el mercado más grande del mundo lo tenemos al lado. Es un sinsentido pensar ir a otro mercado, cuando tenemos todos los contratos, logística, marcas, patentes, y demás con nuestro principal mercado”, agregó.

Para Díaz otra de las situaciones es que los 12 tratados de comercio con que cuenta México no han funcionado porque los productos que se exportan, en su mayoría, son hechos por empresas no nacionales y tienen contratos con Estados Unidos, y por eso se instalaron en el país.

En África sólo algunos mercados viables

Los conflictos armados, el surgimiento de jóvenes democracias, el estilo de régimen político, las condiciones geográficas, la poca infraestructura y la situación social, entre otras cosas alejan a los exportadores mexicanos de países africanos. Además, ante esta situación la autoridad solamente identificó a algunos mercados susceptibles de elevar su comercio con México.

“Los montos de comercio son muy pequeños con países de África y muchas veces el comercio se triangula vía Estados Unidos u otros países”, así que ProMéxico desde 2014 empezó a realizar estudios para encontrar oportunidades de negocios, afirmó el ministro de ProMéxico para Europa y África, Carlos Sánchez.

El problema del continente africano es que son países muy peculiares, hay algunos donde se vive un régimen político democrático, hay monarquías y países con democracias muy jóvenes, en otros hay tensiones, detalló.

Los mercados son muy diversos porque se habla árabe, inglés, francés, portugués, en Guinea Ecuatorial español, además de dialectos locales africanos. Pero es difícil entrar a esos mercados por las dificultades para conseguir protocolos sanitarios, altos aranceles y otras barreras como dificultades en el cumplimiento de contratos.

Por ello, se identificaron algunos países donde no hubiera conflictos bélicos, con instituciones sólidas, y con mercados susceptibles de hacer negocios: Argelia, Angola, Botsuana, Costa de Marfil, Egipto (que se considera de Medio Oriente), Etiopía, Ghana, Kenia, Nigeria, Sudáfrica y Tanzania.

A la fecha hay una empresa de autopartes con presencia en Sudáfrica, otra explora la posibilidad de instalarse en Marruecos, donde hay una gran armadora de autos. En Nigeria, la firma San Carlos cosecha plátanos y los lleva a Europa, Rusia, el mediterráneo o Medio Oriente.

Agregó que Kidzania llegará a Sudáfrica, además de que Gruma y Bimbo están en África.

Aunque las cifras oficiales muestran que a pesar de los esfuerzos es bajo el comercio entre México y los países africanos. En 2016, la economía mexicana terminó con un saldo deficitario de mil millones de dólares. Los déficit se registran con países como Botsuana, Costa de Marfil, Marruecos y Nigeria, principalmente.

Las cifras del comercio no rebasan los millones de dólares, siendo el intercambio mayor con Sudáfrica, de donde empresas de México importan 200 millones de dólares de bienes como aluminio y escorias de mineral ferrotitánico, y exportan 335 millones de dólares, en productos como maíz blanco, memorias para computadoras y tractores agrícolas, maíz amarillo y tequila, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

Con Argelia, las exportaciones sumaron 176 millones de dólares y las importaciones 50 millones en 2016, por las compras de urea, gas natural y fosfatos de calcio. A Nigeria se exportaron productos por un valor de 38 millones y se importaron bienes por 105 millones, principalmente gas natural, pasta de cacao y ajonjolí.

Exportar Hallal a Medio Oriente

Cerveza, aguacates, garbanzos, petróleo, autos y productos del acero hechos en México se pueden encontrar en los mercados de Medio Oriente, aunque incursionar en esa región tiene sus complicaciones empezando porque la certificación Hallal que los musulmanes piden para los alimentos es muy distinta en cada país.

El ministro para Asia y Medio Oriente de ProMéxico, Claudio Ludlow, aseguró que el comercio principal se da con Emiratos Árabes Unidos, Katar y Kuwait.

Aseveró que la cifra del comercio que se tiene actualmente “es muy baja” y se analiza el potencial que se puede tener con esos países.

De acuerdo con las cifras de ese organismo promotor, las exportaciones mexicanas hacia Emiratos Árabes Unidos, Catar y Kuwait, sumaron 380 millones de dólares.

Si bien México puede enviar a esos países de Medio Oriente hay proveedores que de manera abrumante suministran bienes y servicios en esos mercados y son China, Estados Unidos, Alemania, Japón, Corea, Vietnam, Suiza e Italia, principalmente, agregó el funcionario.

La Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana, que preside Arturo Pérez Behr, lideran un proyecto para llevar a Emiratos Árabes Unidos, Catar y Kuwait miel, jarabe y endulzantes de agave, salsas de jitomate, garbanzo de Sonora, nuez de Chihuahua, así como harinas de coco y pantallas planas.

No obstante, el presidente de la ANIERM aseveró que la logística de llevar esos productos es complicada, lo que requiere del trabajo conjunto del gobierno mexicano con el sector exportador del país.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios