Estados tendrán menos transferencias en 2017, dice Moody's

Los estados buscarán la contratación de deuda de corto plazo, reestructura de financiamientos así como un aumento en cuentas por pagar con proveedores para financiar sus necesidades de liquidez, prevé la calificadora
01/12/2016
11:57
Antonio Hernández
-A +A

La calificadora Moody's informó que en 2017 las entidades federativas enfrentarán una reducción en las transferencias federales de 3% y menor liquidez ante la imposibilidad de aumentar su deuda en largo plazo.

En conferencia de prensa, la analista de la firma, Roxana Muñoz, informó que ante este panorama los estados buscarán la contratación de deuda de corto plazo, reestructura de financiamientos así como un aumento en cuentas por pagar con proveedores para financiar sus necesidades de liquidez.

Ante este entorno y las presiones por el escenario económico global, la firma estimó que es probable más ajustes a la baja en las notas de los 22 estados calificados por Moody's, donde en su totalidad se tiene una perspectiva negativa.

En ese sentido, los estados de la frontera y con alta actividad manufacturera también podrían verse afectados ante una reducción en la inversión extranjera como consecuencia del efecto negativo de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Moody's destacó que ante el deterioro de las finanzas de las entidades federativas, en 2016 se ajustó a la baja la mayoría de las calificaciones de los estados.
La firma añadió que la Ley de Disciplina Financiera aprobada en 2015 dificultará la aprobación del endeudamiento nuevo en los estados, con lo que se espera un crecimiento de apenas 10% en 2017.

 

Veracruz, el peor evaluado

La calificadora destacó el caso de Veracruz, entidad a la cual se le redujo la nota este miércoles a Caa1 en escala global, rango más bajo hasta el momento asignado por Moody's para una entidad federativa mexicana.

Según la firma Veracruz enfrenta el peor entorno en 2017 ante la reducción de sus ingresos y problemas de endeudamiento con lo que la nueva administración que entra en funciones a partir de este primero de diciembre tendrá apenas dos años para aplicar políticas públicas que puedan solucionar parte de la situación financiera de Veracruz.

En ese sentido, el nuevo gobernador deberá aplicar una estrategia de control de gasto y renegociaciones de pasivos, con lo que se espera que el Estado recurra nuevamente a endeudamiento bancario.

"Vimos un deterioro en el nivel de efectivo que pasó de 875 millones de pesos a 370 millones de pesos. Para ponerlo en  perspectiva, el presupuesto de Veracruz es de 100 mil millones de pesos. Estamos hablando de un estado con una posición de efectivo bastante limitada", dijo Francisco Vázquez, analista de Moody's.

El especialista añadió que el contexto de Veracruz es complicado con lo que se esperará cuáles son las medidas que toma el nuevo gobierno para considerar algún cambio en su calificación.

Moody's añadió que se monitorean a estados como Durango y Oaxaca sobre su situación financiera y estará pendiente de cualquier anuncio por parte de sus gobernadores para determinar si también ajustan su calificación sobre estas entidades.

 

tcm

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS